Las modificaciones al plan viario en la AC-415 no han sido bien acogidas por los vecinos de Meicende. La asociación San Xosé Obreiro celebró el pasado lunes una asamblea en la que se acordó por unanimidad elaborar un nuevo calendario de movilizaciones si la Xunta no suprime dos de las rotondas previstas en su localidad, las de la calle Touriñana y la avenida de Butano.

Los vecinos argumentan que la actuación proyectada por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas no sólo no conllevará una mejoría en el tráfico, sino que incrementará los riesgos para los peatones. A los problemas circulatorios se suman los derivados de la pérdida de aparcamientos en una localidad aquejada ya de un importante déficit de zonas de estacionamiento. Los residentes estiman que la ejecución del plan viario traerá consigo la pérdida de 250 plazas.

A las quejas de los residentes en Meicende se suman las expresadas por la asociación Manuel Murguía de Oseiro, que presentará alegaciones al proyecto al considerar que la rotonda proyectada en Sol y Mar reducirá la seguridad en la zona. Las protestas de los residentes han sido respaldadas por el BNG, que ha criticado la "falta de implicación" del Gobierno local y que solicitará una reunión urgente de la junta de portavoces.