16 de abril de 2010
16.04.2010

El Gobierno local admite dificultades para fomentar el bus urbano en los polígonos

Un estudio del sindicato Comisiones Obreras concluye que los trabajadores de Pocomaco se quejan de la falta de frecuencia del transporte público y de la lejanía de las paradas

16.04.2010 | 11:06

El Ayuntamiento ha reconocido las dificultades que experimenta para fomentar la utilización del transporte público entre las personas que cada día tienen que desplazarse hasta alguno de los polígonos industriales de la ciudad por motivos de trabajo. La concejal de Transportes, Yoya Neira, matizó que los obstáculos que encuentra el Gobierno local se deben en buena medida a las preferencias de cada individuo, y no tanto a la frecuencia de los buses y el número de paradas que existen en los polígonos, como establece un estudio elaborado por el sindicato CCOO. Neira atribuyó a "una cuestión de mentalidad" los datos que refleja este informe, y que muestran que hasta un 22% de las personas que acuden a trabajar a diario a Pocomaco afirma haber renunciado al bus urbano como medio de transporte.

Las personas consultadas para elaborar el estudio argumentan que las líneas a los polígonos carecen de las frecuencias suficientes y que deben recorrer a pie la distancia que separa las paradas de sus puestos de trabajo, dada la escasez de las primeras. A esto, de acuerdo a los encuestados, hay que sumar los transbordos que se deben realizar antes de alcanzar el destino. Estos argumentos, sin embargo, fueron rechazados ayer por la concejal, quien recordó que precisamente la línea hacia Pocomaco fue reformada "hace un año".

Aquella decisión permitió, según recordó Yoya Neira, reducir a media hora la frecuencia con la que circulan los autobuses urbanos por el polígono. Además, añadió, los transbordos son gratuitos desde cualquier punto de la ciudad. Los motivos por los que el transporte urbano no goza de la suficiente aceptación en Pocomaco o A Grela son de otra naturaleza, según la concejal.

Las medidas preparadas por la concejalía para intentar revertir la situación, por si fuera poco, tampoco han obtenido el resultado que esperaba el Ayuntamiento, tal y como reconoció ayer Yoya Neira durante una visita de escolares a las cocheras de los tranvías turísticos.

Pese a los esfuerzos del Ayuntamiento, los trabajadores continúan, como ellos mismos reconocen, sin utilizar los buses urbanos para llegar a Pocomaco. Y no sólo lo atestiguan los empleados de las empresas del polígono, sino que también lo hace la concejal de Transportes. "Los trabajadores no los usan", reconoció ayer mismo Neira sobre las medidas adoptadas por el Gobierno local para tratar de incrementar el número de viajeros hacia el polígono. Tampoco ha funcionado como se esperaba otro de los proyectos presentados recientemente en materia de transportes en la ciudad. Yoya Neira admitió también que el plan para fomentar el uso compartido del vehículo particular no ha funcionado de acuerdo a como estaba previsto en un principio. Todo ello ocasiona que cada día se agolpen en las carreteras de acceso a Pocomaco más de 28.000 vehículos, que se multiplicarán en un futuro cuando se comiencen a instalar en el polígono vecino de Vío las primeras empresas. Esto no se producirá hasta el año que viene, pero la asociación de empresarios de Pocomaco ya teme lo que pueda suceder.

La concejal de Transportes, no obstante, se ha interesado por el contenido del estudio elaborado por el sindicato CCOO sobre el estado del tráfico en el polígono y ha concertado una reunión para la próxima semana con su secretario comarcal, José Manuel Lado. Durante este encuentro, el representante sindical tendrá oportunidad de exponer las demandas que considere oportunas para mejorar la movilidad dentro del parque empresarial, según indicó Yoya Neira ayer en las cocheras de los tranvías turísticos.

El grupo municipal del Partido Popular exigió ayer una "solución urgente" a los problemas de tráfico que causan las obras de renovación de la red de saneamiento en el polígono de Pocomaco y criticó al Ayuntamiento por unos trabajos que se han alargado más de lo inicialmente previsto. El portavoz de los populares en María Pita, Carlos Negreira, recordó ayer en una visita al polígono acompañado de algunos de los concejales del PP que las obras deberían haber finalizado a finales del año pasado, pero que los fallos detectados en la colocación de las nuevas tuberías obligaron a reabrir las zanjas y retrasar el asfaltado de las vías de acceso a Pocomaco. A todo esto, añadió Negreira, hay que sumar las nuevas obras licitadas por el Ayuntamiento en el polígono, y que se extenderán cuando menos hasta dentro de seis meses.

Los populares plantearon la posibilidad de que los inconvenientes ocasionados por los trabajos se minimicen con "medidas provisionales". Para ello proponen que se mejore el firme en los puntos donde todavía se están ejecutando las obras para que los vehículos puedan circular con mayor fluidez y se eviten los atascos. Negreira también criticó que los accesos a Pocomaco se encuentren todavía limitados, para lo que se refirió a la glorieta que conecta con la avenida de la Universidad y que está cerrada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es