26 de septiembre de 2010
26.09.2010
La Opinión de A Coruña

¿Punto final o punto y seguido?

La sociedad debate el retraso de la edad de jubilación mientras una parte de los trabajadores opta por retirarse cuanto antes y otros deciden prolongar su vida activa como vía de satisfacción personal

26.09.2010 | 02:00
¿Punto final o punto y seguido?

La edad de jubilación era tradicionalmente una frontera en la trayectoria vital de las personas, ya que al traspasarla se iniciaba el último tramo de la vida. Los cambios sociales y laborales hacen que muchas personas opten por continuar trabajando más allá de los 65 años o por retirarse a esta edad para desarrollar actividades aparcadas por sus labores. Voluntaria o forzada decisión, el director general de Caixa Galicia ha anunciado su jubilación. Profesionales de la misma quinta que José Luis Méndez, que coincide también con la de Francisco Vázquez y cuya ocupación les permite elegir quedarse o irse, describen cómo viven o han vivido ese momento

La crisis económica ha reabierto en España el debate sobre la edad de jubilación, un momento crucial en la vida de las personas. Para quienes su trabajo tiene una exigencia física o psicológica elevada o no cuenta con un atractivo suficiente, el retiro es visto como un alivio que permite disfrutar de un merecido descanso. Pero también hay muchas personas que deciden mantenerse activas porque encuentran una gran satisfacción en su labor profesional y porque además se sentirían vacíos sin llevar a cabo una actividad laboral a diario.

La jubilación no es ya además la situación que describía Miguel Delibes en La hoja roja, una antesala de la muerte en la que se pierde de forma progresiva la participación en la vida social. Hoy en día, quienes se retiran tienen por delante hasta dos décadas de vida, de las que una buena parte pueden desarrollarse en plenitud de condiciones física y mentales. Ante esta situación, se plantea la disyuntiva de prolongar la vida laboral para aprovechar esa potencialidad o de jubilarse de inmediato precisamente para gozar cuanto antes de las oportunidades de ocio que se abren para los retirados en estos tiempos.

Este debate personal se plantea especialmente entre quienes ejercen profesiones de un nivel más elevado, puesto que en las que tienen una menor retribución no es habitual que los trabajadores decidan retrasar su edad de jubilación, salvo en los casos que se vean forzados debido a la insuficiencia de cotizaciones o por la caída de ingresos que les supondría el paso a la inactividad.

A lo largo de las siguientes líneas se abordan las diferentes opciones que han tomado un grupo de coruñeses que fueron compañeros de promoción en el colegio de los Maristas y que concluyeron sus estudios en ese centro en 1963. El ex alcalde y embajador ante la Santa Sede, Francisco Vázquez, figuraba entre aquellos estudiantes, que después siguieron caminos profesionales muy dispares, aunque buena parte de ellos alcanzaron puestos de relevancia en sus respectivas actividades laborales.

Entre este año y el próximo, los componentes de la llamada Promoción Vaticano II cumplirán los 65, por lo que deben tomar una decisión acerca de su futuro. Algunos ya han apostado por retirarse sin más dilaciones, otros ya lo han hecho de forma anticipada y hay quienes prefieren continuar en sus actuales ocupaciones al sentirse plenamente satisfechos con ellas y en buenas condiciones para hacerlo.

También se incluye en esta visión sobre la jubilación el testimonio de dos trabajadores que han tomado decisiones radicalmente opuestas. En un caso, un autónomo mantiene su actividad profesional a los 71 años para conservar su nivel de vida, mientras que en otro un funcionario opta por retirarse a la edad reglamentaria al no encontrar alicientes para seguir en la brecha laboral. Un profesor universitario especializado en el papel social de las personas mayores expone además sus opiniones sobre las consecuencias personales y colectivas que tiene la jubilación y las iniciativas que debería poner en marcha la Administración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es