03 de noviembre de 2010
03.11.2010
40 Años
40 Años

El Gobierno local destituye al jefe de Servicios Sociales por orden del juez

Una sentencia anuló la convocatoria para el puesto por haber designado el Ayuntamiento a un trabajador que no es funcionario

03.11.2010 | 01:00

El concejal de Personal, José Nogueira, había afirmado que el jefe municipal de Servicios Sociales no tendría que abandonar el cargo por no ser funcionario de carrera, pero la sentencia judicial que revocaba la convocatoria de la plaza por este motivo ha terminado con la destitución del trabajador. La CIG había denunciado que el Concello era consciente de la ilegalidad cuando lo nombró

El Ayuntamiento ha destituido al jefe municipal de Servicios Sociales, meses después de que el juez anulara el proceso que terminó con su nombramiento por no ser el aspirante que se hizo con el cargo un funcionario de carrera. La sentencia judicial que anulaba la convocatoria tuvo su origen en una denuncia de la CIG, que protestó por la designación ilegal como jefe de Servicios Sociales de "un trabajador que era personal laboral de otra administración, pero que también era una persona de confianza del Ayuntamiento".

El concejal encargado de Personal, José Nogueira, había explicado tras conocer la sentencia que, a pesar de que el puesto está reservado exclusivamente a funcionarios, la decisión del juez no tenía por qué motivar el cese del jefe de Servicios Sociales. El edil había afirmado que bastaría con que el responsable del departamento se presentara a unas oposiciones y las aprobara. "La plaza ya iba a ser convocada. La persona que está, si aprueba, será funcionario y no habrá problema ninguno", había precisado Nogueira.

La idea de Nogueira para que el responsable permaneciera en su puesto a pesar de la sentencia no ha prosperado, pues el Ayuntamiento ha destituido finalmente al jefe de Servicios Sociales, según ha recogido el Boletín Oficial de la Provincia. El concejal había afirmado incluso que, independientemente de que el trabajador decidiera presentarse a las oposiciones o no, seguiría ejerciendo en su puesto hasta que se convocara de nuevo la plaza.

La CIG había insinuado que la convocatoria para el puesto cuya ilegalidad motivó la sentencia fue una actuación intencionada del Concello para colocar en un cargo importante a una persona de su confianza.

José Nogueira, sin embargo, negó que el nombramiento irregular del jefe de Servicios Sociales hubiera sido algo intencionado y aseguró que el Gobierno local en ningún momento había recurrido a la ilegalidad con el fin de favorecer a una persona de su confianza en el proceso de selección.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

esquelasfunerarias.es