04 de enero de 2011
04.01.2011

Emalcsa colgará un cartel en la puerta de los morosos antes de cortarles el suministro

La empresa municipal edita 9.000 folletos para amenazar a los clientes de una suspensión provisional del agua . Según la compañía, la morosidad apenas llegaba al 1% el año pasado

04.01.2011 | 01:48
Uno de los carteles que la empresa municipal colgará en las puertas. / juan varela

La empresa municipal de aguas ha diseñado una nueva estrategia para tratar de que los morosos paguen sus recibos. Ha editado 9.000 carteles que pretende colgar en las puertas de las casas de los clientes que no están al corriente de sus pagos con Emalcsa en los que les advierte de que la compañía les cortará, de inmediato y de forma provisional, el suministro a expensas de que resuelvan sus expedientes.

Al más puro estilo del cobrador del frac o del torero del moroso, Emalcsa ha optado por avergonzar en público al usuario que no paga sus nóminas y ha confeccionado 9.000 colgantes -de un estilo similar al que se utiliza en los hoteles para avisar al servicio de limpieza de que pueden o no entrar en la habitación- que dejará en los pomos de las puertas de los morosos.

El cartel, escrito por las dos caras -por un lado en castellano y por el otro en gallego-, alerta de un corte inminente del suministro y de que se pondrá en conocimiento de la Concejalía de Hacienda la deuda contraída que está pendiente de cobro por parte de la empresa municipal de aguas.

"Una vez superados los plazos legalmente establecidos para el pago de las tasas por suministro de agua, nos hemos personado en el día de hoy con el objeto de proceder al corte de suministro, tal y como le anunciamos en nuestra última comunicación. Le informamos de que su suministro queda desde este momento en estado de suspendido por moroso, a la espera de poder ejecutar el corte. Además, su deuda pasará próximamente a gestión ejecutiva por los servicios de recaudación municipal", se puede leer en uno de los 9.000 carteles editados por la empresa pública.

La compañía que preside el alcalde, Javier Losada, pretende con este mecanismo de denuncia pública conseguir que los deudores agilicen el pago de sus facturas. Después de advertir del corte provisional del suministro "por moroso", Emalcsa agradece a los afectados que se pongan a la "mayor brevedad posible" en contacto con el departamento de atención al cliente para "evitar incomodidades" y "regularizar" su situación.

Emalcsa defiende que esta campaña se ampara en las ordenanzas municipales aprobadas por el Concello. Llama la atención que la empresa municipal apuesta por esta fórmula para combatir a los deudores cuando el año pasado afirmó que el índice de morosidad de sus clientes en la ciudad apenas alcanzaba el 1%.

El área de atención al cliente de Emalcsa se encarga de coordinar y llevar a cabo la nueva campaña, siempre con el visto bueno de la dirección de la empresa. Fuentes consultadas destacaron que este departamento ya estuvo implicado en el embotellamiento de agua del grifo sin ningún tipo de permiso ni control sanitario, tal y como desveló LA OPINIÓN en 2007 y que acabó con la destitución del anterior director de Emalcsa, Javier Nuevo. Entonces, el alcalde y presidente de la empresa, Javier Losada, argumentó que la decisión obedecía a una reestructuración de la compañía, aunque desde el Gobierno municipal admitieron que no estaban satisfechos con la gestión realizada por Javier Nuevo.

En los presupuestos de Emalcsa para este nuevo año, la compañía prevé ingresar 20,04 millones sólo por la venta de agua y de contadores -al margen de los 2,84 millones por la prestación de otros servicios, como la gestión de saneamientos-, cuando los gastos de explotación de la compañía para 2011 se sitúan en 20.246.300 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es