31 de agosto de 2011
31.08.2011

La Subdelegación del Gobierno convierte en oficinas las viviendas de su tercera planta

El último piso del edificio estaba habitado por un funcionario . Tras la jubilación del trabajador, la Administración invertirá más de 200.000 euros para habilitar las dependencias

31.08.2011 | 11:23
Fachada de la Subdelegación del Gobierno. / daniel yonte

La Subdelegación del Gobierno convertirá la tercera planta de su edificio en oficinas de extranjería. Hasta el momento, estas dependencias estaban habitadas por un funcionario, pero tras su jubilación, serán liberadas para atender a los usuarios de la Administración. Este edificio fue construido en el siglo XVIII para servir como sede de la Aduana Real. Las obras cuentan con un presupuesto de más de 200.000 euros y fueron adjudicadas mediante un procedimiento negociado sin publicidad

La tercera planta del edificio de la Subdelegación del Gobierno contará con oficinas de extranjería. Hasta ahora, estaba habitada por un funcionario de la Administración y, tras su jubilación, la Subdelegación ha decidido que este espacio sirva para instalar oficinas de atención a los extranjeros.

El presupuesto para esta reforma, que ya está adjudicada, supera los 227.000 euros según publicó ayer el Boletín Oficial del Estado. La obra se contrató por un procedimiento negociado sin publicidad el 3 de agosto, a la empresa Construcciones Orega SL, por ser su oferta "económicamente más ventajosa".

La Subdelegación del Gobierno contará, de este modo, con una planta más habilitada para atender a las peticiones de los extranjeros y es que la planta baja del edificio ya se utiliza para esta finalidad.

La formalización del contrato, según explica el Boletín Oficial del Estado se realizó el 26 de agosto, pero no especifica cuándo tendrán que empezar las obras ni cuál es el plazo máximo para su ejecución.

El edificio de la Subdelegación del Gobierno en A Coruña fue, en el siglo XVIII la sede de la Aduana Real, ya que se encontraba en un lugar entre el puerto y la zona comercial de la ciudad. Las autoridades aduaneras adquirieron las parcelas que había en la zona y encargaron al entonces arquitecto municipal Rodríguez y Romay y al capitán Martín Cermeño, que realizasen un proyecto para construir la Aduana Real.

La fachada sigue las pautas de las casas de Paredes, aunque incluye ciertos cambios debido a que el edificio se iba a destinar a labores de carácter público.

El ático del edificio se añadió en el siglo XX, casi doscientos años después de que se hubiese proyectado el inmueble. El arquitecto de esta remodelación fue Faustino Domínguez y Domínguez, según explica el libro Guía de arquitectura de A Coruña, editado por el Colegio de Arquitectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
SORTEO ENTRADAS: 'OVO' del Circo del Sol
El Circo del Sol visita A Coruña, del 21 al 30 de diciembre, con su espectáculo OVO que ofrecerá en el Coliseum de A Coruña. En LA OPINIÓN sorteamos 10 entradas para que no te lo pierdas.

 

esquelasfunerarias.es