01 de septiembre de 2011
01.09.2011
40 Años
40 Años
Desaparición del vial para el transporte público

La plataforma única busca su sitio

El Plan de Movilidad encargado por el anterior Gobierno local recomendaba Juan Flórez para ubicar el carril reservado para buses

01.09.2011 | 02:00
Autobús circulando por el carril bus en la calle Federico Tapia. / daniel yonte

El carril bus entre la calle Federico Tapia y San Juan está sentenciado a muerte, pero no está completamente descartado que la plataforma única para autobuses urbanos no reaparezca en otros viales de la ciudad. El Plan de Movilidad, encargado por anterior Gobierno local, apostaba por ubicarlo en la calle Juan Flórez, por ser más amplia, el mismo argumento por el que el PP lo quita de donde está

El Gobierno local justifica la decisión de retirar el carril bus desde la calle Federico Tapia hasta San Juan en que los viales que recorre son muy estrechos y dificultan tanto la circulación de coches privados como de los propios peatones. Y el Plan de Movilidad, encargado por el anterior Ejecutivo municipal de PSOE y BNG, parece apoyar esta idea, aunque también considera "imprescindible" que la plataforma única para transporte público exista en la ciudad para mejorar las frecuencias de los autobuses.

El documento, elaborado por la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, que dirige el ingeniero Salvador Rueda, proponía que el carril bus todavía en funcionamiento se trasladara a la calle Juan Flórez y que ésta tuviera doble sentido, también para los vehículos públicos. Y es que el plan recomendaba tener en cuenta el "ancho de la calle" donde se quisiera implantar el carril exclusivo y también el "número y tipo de redes de movilidad" que transiten.

La calle Juan Flórez, con tres carriles y estacionamiento a ambos lados de la calzada, podría ser una candidata perfecta, ya que no significaría la reducción a una sola vía de la circulación de los automóviles particulares. Además, se trata de una carretera con un problema crónico de doble fila, que provoca que a veces el tráfico sólo pueda utilizar uno de los lugares de paso, por lo que se podría poner solución con esta medida y así obtener dos beneficios a la vez. Por ahora el Gobierno local no quiere desvelar cuáles serán las opciones que manejará para trasladar el carril bus, ya que mantiene que, aunque decidió retirar el actual, defiende la idea de su implantación, pero en lugares más abiertos y amplios.

También el anterior Ejecutivo municipal se había comprometido a extender el carril bus por otras calles de la ciudad y había planteado como alternativas principales las rondas. En el caso de la ronda de Outeiro podría haber funcionado como en Juan Flórez, como manera de evitar la doble fila, también muy extendida y frecuente en los carriles contiguos al estacionamiento en batería. En la de Nelle su ubicación sería más complicada en el caso del viaducto, aunque también se trata, en algunas partes, de una avenida ancha.

En todo caso, los redactores del Plan de Movilidad destacan en su informe "el impacto sobre la mejora de las frecuencias y velocidades comerciales de las líneas" y aseguraban que suponía un "recurso muy potente" para atraer a la ciudadanía a utilizar el transporte público y a realizar un "uso racional" del coche particular. Y es que los usuarios de líneas de buses -hasta nueve- que pasan por el carril bus reconocían que se ahorraban hasta quince minutos en el trayecto con esta medida.

La agilidad del servicio público de transportes es una razón fundamental para mantener la segregación de un carril para la circulación de autobuses. Acortar el tiempo que transcurre entre parada y parada debe ser la prioridad del Gobierno local, añaden, porque consideran que las frecuencias actuales son "excesivamente elevadas". El documento plasma que son sólo cuatro las líneas que registran un paso inferior al cuarto de hora y consideran que no puede ser esta la manera de intentar que los coruñeses se desplacen hacia modos de transporte "más sostenibles, rápidos y eficientes". Además de mantener el carril bus, el plan apuesta por rediseñar el mapa de líneas, con 16 trayectos frente a los 22 actuales.

El teniente de alcalde de Movilidad, Julio Flores, ya avanzó que el documento, pese a estar elaborado en el anterior mandato, podría ser utilizado por su departamento en el futuro, aunque no especificaba en qué puntos se fijarían y, por tanto, no aclaraba cuál sería el destino final del carril bus. El director del mismo área, Germán Lago, explicaba que hay otras maneras, al margen de la plataforma única, de conseguir que los buses cumplan sus frecuencias e incluso las agilicen. Apunta a la llamada onda verde, en la que el conductor del vehículo público acciona un dispositivo para que los semáforos se pongan en verde a su paso.

Sea como fuere, el vial exclusivo ha demostrado su eficacia para aminorar la espera en las paradas de autobús de varias líneas de bus, y todavía se mantiene el debate sobre la problemática o no que causaba en el centro. Ahora mismo, el carril bus busca su sitio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook



 

esquelasfunerarias.es