29 de octubre de 2011
29.10.2011
ÚLTIMA HORA
La Fiscalía del Supremo se opone a investigar a Casado por su máster en la URJC

Un miembro del claustro advirtió en marzo a Barja de los edificios sin licencia

Los responsables académicos actuales matizan que el rector sí conocía "la situación general que se trató de solventar" pero no "el detalle de la gestión diaria" del Vicerrectorado de Infraestructuras

29.10.2011 | 03:25
Uno de los edificios levantados sin licencia en Elviña. / víctor echave

Un claustro de la Universidad coruñesa celebrado en marzo debatió la construcción de edificios sin licencia. Fue Alejandro Pazos, miembro de un grupo de oposición al actual gobierno, quien planteó la cuestión. Por ello, el hoy candidato a rector critica que José María Barja alegue que desconocía la situación hasta que se hizo pública en los medios de comunicación. En aquella sesión claustral, el vicerrector de Infraestructuras, hoy destituido, señaló que ellos estaban tratando de resolver un problema que venía de atrás y que era una práctica habitual también del Ejecutivo anterior a Barja, el de Meilán Gil, del que formaba parte Pazos

Una sesión del claustro celebrada en marzo trató la construcción de edificios sin licencia en los campus coruñeses. Los responsables académicos fueron interpelados al respecto por un opositor, Alejandro Pazos, que formó parte del gobierno de Meilán Gil y que vuelve a ser candidato en las inminentes elecciones universitarias. El vicerrector de Infraestructuras contestó entonces que era una práctica que se había mantenido desde antes de la llegada de José María Barja al Rectorado y que lo importante era, más que el reglamento, tener las infraestructuras necesarias. Pazos critica que el todavía rector alegue que desconocía el problema cuando ya en marzo se debatió el asunto. Fuentes de Maestranza matizan que la situación general sí se conocía y que "se trabajó para solventarla" pero se ignoraba la "gestión del día a día" de cada vicerrectorado.

El rectorado confirma que sí se produjo ese debate en el claustro de marzo y que se dio respuesta a la pregunta de Pazos, que ya fue candidato sin éxito hace ocho años contra José María Barja. Explican que se trató el caso particular de uno de los edificios ilegales y que todos los claustros son de acceso público por lo que "no pudo haber más transparencia" al respecto.

Preguntadas las mismas fuentes por qué entonces Barja afirmó desconocer esta práctica, puntualizaron que "se conocía la situación general y que se trabajó siempre para solventarla". El rector había excusado que en el Consello de Goberno universitario se trataban "temas generales y estrategias" y que "los detalles administrativos" formaban parte de la responsabilidad de cada vicerrectorado. Desde la dirección académica insisten en que lo que quiso decir el mandatario académico es que se conocía la situación general pero no "la gestión concreta de cada vicerrectorado y el detalle de la gestión diaria".

Alejandro Pazos denuncia que, en el claustro de marzo, puso de manifiesto que se estaban haciendo edificios de forma irregular y que no se estaban solicitando las licencias preceptivas. "En concreto, en el penúltimo claustro hice referencia a las dos construcciones que están haciendo en los aparcamientos en frente a arquitectura y al lado de ciencias", señaló en Onda Cero.

El miembro del claustro relata que el vicerrector de Infraestructuras, Xosé Lois Martínez, destituido después de hacerse pública situación, le respondió "muy vehemente mente", con "los mismos argumentos que usó después en la prensa".

Martínez argumentó que no pedía los permisos porque no se los concedían y que, ante la obligación de ofrecer espacios a los alumnos y los investigadores para el crecimiento de la universidad, "no importaba si estaba todo muy reglamentado", según recordó el candidato.

El vicerrector de Infraestructuras señaló que también que era una práctica normalizada que él había intentado arreglar, y que había edificios del gobierno anterior sin legalizar, gobierno anterior al que pertenecía Pazos.

"Obviamente lo que le contesté es que eso no era disculpa y que, tras ocho años, lo primero que había que intentar era legalizar lo que había y que eso no le daba patente de corso para continuar campando por sus respetos", argumentó Alejandro Pazos, que narra que los compañeros de gobierno de Xosé Lois Martínez "casi se rompen las palmas aplaudiéndole".

"Yo creo que eso fue lo que le hizo repetir lo mismo en la prensa para escándalo de todos", concluye, "pero no pueden alegar que no lo sabían porque en sede claustral se trató; ahí estarán las cintas de grabación del claustro, se ha visto que yo he denunciado por ese edificio en concreto y que me ha contestado lo que me ha contestado y que le apoyaron todos ellos. Así que no pueden decir ahora que fue cosa de ese señor, que estaba descontrolado".

Pazos manifiesta que su grupo pidió en varias ocasiones una comisión de infraestructuras, "para no dejar esas decisiones importantes en manos de una persona", una propuesta que fue rechazada, según el catedrático.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

El próximo lunes, a las 21.00, se disputa el Deportivo - Granada y en LA OPINIÓN te invitamos a Riazor. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido. Sorteamos 2 premios.

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es