La Asociación de Vecinos O Castrillón-Urbanización Soto IAR presentó alegaciones contra los presupuestos municipales de 2012 y contra el modificativo de crédito aprobado por el Ejecutivo local. El presidente de la entidad, Domingo Verdini, denuncia que el Ayuntamiento no tiene intención de abonar los dos millones de euros que el bipartito se había comprometido a destinar a las instalaciones. "Se aprobó que el Ayuntamiento invertiría en 2011 un millón de euros, y en 2012, otro millón de euros. Del millón de euros del primer año, 750.000 se recuperarían del presupuesto de 2010 y no se han recuperado", denuncia Verdini, quien subraya que el actual Gobierno local dio de baja los 250.000 euros restantes.

"El propio informe del interventor municipal no avala la justificación del Ayuntamiento, que dice que se puede dar de baja el crédito sin que sufra deterioro el servicio, al tener previsto realizarlo a través de EMVSA -la Empresa Municipal de Vivienda, Servicios y Actividades, dependiente de Emalcsa-, por una encomienda de gestión", señala el portavoz de la asociación, que en un escrito que envió a los medios de comunicación destaca que el interventor indica en su escrito que ya existe una encomienda de la gestión a favor de EMVSA.

Verdini sostiene que la "desaparición" de la partida de 250.000 euros supone "prescindir del crédito necesario para cumplir los compromisos asumidos por el Ayuntamiento con EMVSA". La entidad vecinal subraya que el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publicó el pasado 8 de febrero que el Ayuntamiento asumía "como obligación" aportar a EMVSA dos millones de euros para la construcción y explotación del recinto deportivo, que fue prometido por el exalcalde Francisco Vázquez durante la campaña electoral de 2003.

"Cuando el Gobierno local anunció la eliminación de la partida de 250.000 euros del presupuesto de 2011, en realidad estaba eliminando un millón de euros, pues tampoco se incorporaron los 750.000 euros provenientes del ejercicio de 2010", recalca la entidad en el escrito enviado a los medios de comunicación.

La Asociación de Vecinos O Castrillón-Urbanización Soto IAR demanda al Concello que incluya en los presupuestos de 2012 el millón de euros que se había comprometido a destinar el anterior Ejecutivo municipal. Los miembros del colectivo destacan que, según los estudios de la Empresa Municipal de Vivienda, Servicios y Actividades, los dos millones de euros serían insuficientes para construir el complejo. "La aportación municipal garantizaba la construcción de la pista polideportiva y la gestión municipal de la misma, de lo que, sin duda, se beneficiarían los vecinos del barrio y los usuarios del equipamiento, tanto a nivel de tarifas como de horario y de utilización de la misma", indica la entidad vecinal en el escrito.