12 de junio de 2012
12.06.2012
La Opinión de A Coruña

La Xunta vio anomalías en Hostelería, Autónomos, USO, Azetanet y Fundefo

Beatriz Mato confirma que la consellería acudió a la Fiscalía tras detectar "irregularidades" en cinco entidades de A Coruña por su uso de subvenciones para formación de parados

12.06.2012 | 02:00
Imagen de policías entrando en Azetanet para llevar documentación, el pasado día 6. / fran martínez

La conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, confirmó ayer que su departamento detectó "irregularidades" en cinco entidades beneficiarias de las subvenciones que otorga para cursos de formación dirigidos a parados: la empresa Azetanet y la Fundación para el Desarrollo de la Empleabilidad y la Formación (Fundefo), de Gerardo Crespo; pero también en la Federación Galega de Hostelería que preside Héctor Cañete; la Federación Galega de Autónomos (Feaga) presidida por Javier Pérez Bello; y el sindicato USO.

En las oficinas de estas entidades cinco entidades denunciadas por la Xunta por posible fraude se produjeron registros de la Policía Nacional la pasada semana, pero también en la sede de la Confederación de Autónomos y Profesionales de España a (Caype), dirigida por Eliseo Calviño.

"A raíz de unas inspecciones se detectaron cinco irregularidades en cinco entidades", declaró ayer Beatriz Mato, tras una visita a una escuela infantil en A Coruña. Mato enumeró estas entidades y agregó que tras un informe de la asesoría jurídica de la Xunta, se decidió dar traslado de lo hallado a la Fiscalía.

Desde la consellería se confirmó también, tras el registro en las instalaciones de Azetanet en A Grela, que se habían visto anomalías respecto a la Asociación de Empresarios Discapacitados (AED), también presidida por Gerardo Crespo.

Beatriz Mato aseguró que la consellería "ha trabajado con seriedad y rigor" para garantizar que estos organismos hagan "un buen uso de los fondos públicos".

"La consellería tiene que cumplir con sus obligaciones", recalcó la conselleira, quien además negó conocer si la Policía Judicial ya investigaba algunas de estas entidades antes de que la Xunta detectase irregularidades, en las inspecciones realizadas el pasado mes de febrero. Fuentes cercanas a la investigación policial no obstante señalaron que las averiguaciones comenzaron a finales de 2011.

Mato subrayó que ella sólo conoce la actuación de su departamento y la suya fue, además de trasladar la documentación recabada a la Fiscalía, revocar los expedientes de aprobación y concesión de estas subvenciones de los Programas Integrados de Empleo. El presidente de Caype, Eliseo Calviño, ha declarado en todo momento que si el segundo mayor registro policial (tras el realizado en Azetanet) se efectuó en sus oficinas se debe a que esta confederación de autónomos es "el mayor proveedor" de alumnos para estos cursos de Azetanet.

Calviño además anunció que tiene intención de abrir aulas propias de formación para no contratar más entidades para impartir los cursos de formación para desempleados. La consellería también explicó en su día que las denuncias se produjeron tras comprobar que el dinero aprobado no se destinaba para los fines acordados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es