El centro de mayores Sanitas Residencial, en la calle Santo Tomás, celebró ayer los 100 años de una de sus residentes, Consuelo Alonso. El cumpleaños se celebró con una fiesta por todo lo alto. Por la mañana Consuelo recibió de regalo un ramo de flores y una tarta elaborada por los propios residentes del centro. Ya por la tarde, acudió a la residencia un grupo de música para animar a la homenajeada en su 100º aniversario.