16 de septiembre de 2012
16.09.2012

Un siglo dedicado a la reparación de pesqueros

Cuatro generaciones de la familia Medín han dirigido el taller desde hace más de cien años

16.09.2012 | 05:35
Medín en las instalaciones de su taller, donde conserva maquetas antiguas y fotos de sus antecesores. / 13fotos

Talleres Medín lleva más de un siglo abierto dedicado a la construcción y, ahora, a la reparación de embarcaciones pesqueras. Ya son cuatro generaciones las que se han hecho cargo del negocio y sobrevivido a los problemas del sector "gracias al sacrificio de toda una familia", indica el responsable del varadero, Óscar Medín, quien recuerda que de las cuatro empresas que se dedicaban a esta actividad en la dársena de Oza solo sigue funcionando la suya.

"Se trata de un proyecto familiar en el que nos hemos involucrado cada generación sin invertir en otros sectores y siempre hemos vivido de esto", afirma. Su hijo Óscar ya trabaja en la empresa y sería la quinta generación en asumir las riendas del varadero. El dueño de este taller prefiere ser cauto y no hacer proyectos a largo plazo porque es consciente de la situación del sector naval y pesquero y asegura que las cosas cambian "mes a mes".

Este año -indica- la actividad se ha mantenido en los meses de julio y agosto, pero ahora los cinco carros que tienen en el muelle para reparar los barcos están vacíos. Han acondicionado uno de ellos para acoger la próxima semana al yate Halcón que tiene su base en el puerto coruñés. El personal de Talleres Medín realizará durante tres días el mantenimiento de este legendario velero, que protagonizó uno de los episodios de la II Guerra Mundial y que en la actualidad pertenece al Real Club Náutico.

Los números de Medín explican la crisis que sufre el sector y la decandencia progresiva que ha sufrido desde hace dos décadas. La plantilla de su varadero se ha recortado desde hace 20 años cayendo de 60 empleados a los seis actuales. Tampoco se hacen construcciones como las de cubiertas de barcos que realizaron en la década de los 60 y ahora la mayoría de los pedidos que reciben son reparaciones de carpintería, puentes o cascos de embarcaciones de entre 20 y 50 metros.

Medín denuncia la competencia desleal de algunas empresas que no cumplen con la normativa pero que, además, cuentan con "el apoyo de las administraciones", lo que considera que agrava todavía más la crisis del naval. A las instituciones las acusa de "dejadez" al trabajo artesanal en la pesca a lo que hay que sumar, dice, los últimos acuerdos comunitarios que "destrozan" al sector.

Lamenta que la actividad de muchos varaderos esté "parada" porque cada vez salen menos pesqueros a faenar. "Si antes era habitual que hubiese hasta 15 barcos vendiendo pescado cada jornada, ahora hay muchos días que no llega ninguno", señala.

Y también nota esa decadencia en la actividad en el puerto coruñés, que, en su opinión, ha dejado de ser un referente en Europa a no tener casi nada. "La gente no puede olvidar que fue la primera industria de la ciudad", explica Medín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
El próximo lunes, a las 21.00, se disputa el Deportivo - Granada y en LA OPINIÓN te invitamos a Riazor. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido. Sorteamos 2 premios.

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es