Un proyecto vital para los jóvenes de la localidad senegalesa de Yoff es el objetivo de la nueva iniciativa que acaba de poner en marcha la ONG Ecodesarrollo Gaia, que ayer recibió de forma oficial en el Ayuntamiento de manos del Club de Leones La Coruña Decano las instalaciones de la escuela construida en esa ciudad africana, en cuya construcción la organización benéfica ha jugado un papel decisivo. Tras la apertura de la Escuela Coruña para impartir formación básica a los jóvenes, Gaia iniciará ahora su segundo proyecto de cooperación internacional en Yoff, la Casa de los Oficios, que se situará en el mismo edificio. Guillermo Fernández Obanza, portavoz de la ONG, explica que este centro atenderá las necesidades formativas de numerosos jóvenes senegaleses que no están escolarizados y no tienen "ningún proyecto vital factible por la falta de formación", por lo que en las instalaciones se les proporcionará en 9 especialidades profesionales.

Construcción, informática, cocina y hostelería son algunas de las ramas en las que se impartirán conocimientos, aunque Gaia estudiará sobre el terreno cuáles son más necesarias, ya que también allí la crisis ha motivado cambios en la estructura económica. Los profesores de la Casa de los Oficios se reparten entre los autóctonos de Senegal y los voluntarios que acudirán desde A Coruña para desarrollar temas o cursos concretos, de acuerdo con el modelo ya experimentado en la Escuela Coruña. "En España tenemos muy buenos especialistas en formación profesional, por lo que su colaboración será muy positiva para los chicos y además mantendrá la vinculación del proyecto con A Coruña", destaca Fernández Obanza.

El alto coste económico que ha supuesto la construcción del centro hace que el responsable de Gaia exprese el agradecimiento al Club de Leones por el respaldo a este proyecto, que califica de "impagable". En su opinión, los procesos de cooperación internacional son muy complejos, pero a pesar de que ambos colectivos no tenían relación previa, los financiadores de la iniciativa se implicaron desde el primer momento y consiguieron llevarla a cabo, hasta el punto de que Fernández Obanza estima que sin ellos "no habría sido posible terminar el proyecto", ya que su apoyo no solo fue económico, sino que se extendió también a la gestión.

La elección del palacio municipal para efectuar la transferencia tuvo por objetivo mostrar que Ecodesarrollo Gaia es "una ONG de A Coruña que trabaja desde A Coruña y para A Coruña", según Fernández Obanza, ya que sus proyectos internacionales "son identificables con la ciudad" al llevar su nombre, como sucede con la Escuela Coruña, el centro de formación para mujeres jóvenes llamado Aula Coruña y la recién creada Casa de los Oficios, que también incorpora esta denominación.

"Es una opción que hemos tomado a pesar de lo durísimo que es", manifiesta Guillermo Fernández Obanza sobre la apuesta de Gaia por desarrollar su labor como ONG también en A Coruña. El responsable de la organización señala que la cooperación internacional es "más lucida y exitosa", pero que sus integrantes decidieron mantener su actividad en la ciudad "a pesar de los requerimientos continuos que exige, porque hay que solucionar problemas de un día para otro".

"Hay gente permanentemente en nuestra puerta", afirma Fernández Obanza, quien cifra en 900 las personas a las que la ONG atiende de forma regular y que prueban su "compromiso real con la ciudad". El portavoz de Gaia explica que este trabajo no les deja "ni un minuto de asueto", pero que se compensa con la satisfacción de resolver los problemas de los necesitados.