31 de octubre de 2012
31.10.2012

El panteón virtual de la ciencia

El Consello da Cultura Galega presenta las cien primeras biografías del 'Álbum de la Ciencia', que recoge la trayectoria de científicos vinculados con la comunidad gallega

31.10.2012 | 03:36
Francisco Díaz-Fierros, María José Martínez y Xosé Antón Fraga, ayer, en el Rectorado. / víctor echave

Hace siete años, un representante del Concello le dijo a un grupo de turistas que visitaban la Torre de Hércules que el ingeniero del monumento era el "italiano" Eustaquio Giannini, cuando el responsable del aspecto que tiene el faro es natural de Badajoz. Con esta anécdota el profesor Xosé Antón Fraga destaca el déficit de cultura científica que existe en la sociedad, una carencia que desde el Consello da Cultura Galega pretenden solventar con la publicación de las biografías de los científicos gallegos más relevantes

"La ciencia también forma parte del patrimonio cultural y la labor de la cultura científica pasa por interpretar esta disciplina desde el punto de vista humanístico", destacó ayer el vicepresidente del Consello da Cultura Galega, Francisco Díaz-Fierros, en la presentación del Álbum de la Ciencia, un proyecto en el que se recupera la historia en este campo a partir del factor humano.

En la página web www.culturagalega.org/albumdaciencia/ ya hay incluidas más de un centenar de biografías de científicos gallegos pero la intención de los expertos que participan en el documento online es alcanzar en los próximos dos años las 300. En marzo del año pasado se puso en marcha esta iniciativa con 20 autores y desde entonces se añaden a la plataforma tres nuevas cada semana. Para Díaz-Fierros, el hecho de que se haya superado ya la barrera de las 100 publicaciones demuestra que este trabajo no es solo una "ilusión" y que pese a la crisis es posible "mirar hacia al futuro".

La vicerrectora de Cultura de la Universidade da Coruña (UDC), María José Martínez López, coincide en que en un tiempo en el que "hablar de cultura parece una herejía" se debe apostar por este ámbito desde el enfoque científico, artístico y técnico empezando por estudiar "lo que tenemos en casa". La institución académica también participa en el Álbum de la Ciencia debido a que cinco profesores de la UDC trabajan en la investigación y la redacción de las biografías.

Déficit en cultura científica

El director de la publicación online, Xosé Antonio Fraga, explicó ayer que de la misma forma que un ciudadano de cultura media conoce la contribución a la literatura de figuras como Curros Enríquez o Emilia Pardo Bazán si le preguntan por Durán Loriga, Ramón de la Sagra o Novoa Santos lo único con lo que los relacionan es con nombres de calles de la ciudad.

Hacer frente a este "déficit" en lo que se refiere a la cultura científica es uno de los objetivos de este proyecto, de forma que el público pueda "identificar y reconocer" a los personajes que permitieron que Galicia "juegue en la Primera División de la ciencia". Además se trata de expertos -apunta Fraga- que pueden servir de ejemplo a los jóvenes tanto en su futuro profesional como en su orgullo personal.

En el Álbum de la Ciencia puede aparecer cualquier científico nacido en Galicia que haya desarrollado su actividad dentro o fuera de la comunidad o profesionales de este ámbito que sin ser gallegos hayan desempañado su labor científica en la comunidad como es el caso del ingeniero de la Torre de Hércules, Eustaquio Giannini, natural de Badajoz. También se tiene en cuenta que su aportación fuese relevante teniendo en cuenta la época y el contexto en los que se llevó a cabo.

El periodo de estudio abarca desde los primeros descubrimientos de los que se tienen constancia hasta el año 1975. Con esta iniciativa el Consello da Cultura Galega pretende crear "un panteón virtual de la ciencia" y ofrecer esta información gratis a la ciudadanía.

El álbum incluye una parte de investigación porque de algunos autores ha sido necesario crear la biografía "a partir de muy pocos datos". Cada texto aparece acompañado de un retrato del protagonista y en caso de que no se encuentre alguna fotografía relacionada con su trabajo. Y se completa con una serie de enlaces a páginas web con materiales digitalizados publicados por el científico o sobre su figura. Fraga destaca que al tratarse de una publicación online una vez finalice el proceso de redacción de las 300 biografías el producto nunca va a finalizar porque su actualización será "permanente". En esta tarea pueden ayudar los usuarios a través del apartado de sugerencias.

Otra de las ideas previstas a desarrollar en un futuro pasa por la traducción de algunas biografías al español y al inglés para darle más "visibilidad" sobre todo a aquellos autores que realizaron su actividad en el exterior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es