26 de septiembre de 2013
26.09.2013

Asistencia integral para romper espejos

La Asociación de Bulimia y Anorexia inaugura su nueva sede en la ciudad

26.09.2013 | 01:41
El alcalde, Carlos Negreira, conversa con directivas de ABAC durante la inauguración de la sede. / víctor echave

'Rompemos espejos, salvamos vidas'. Con este lema da la bienvenida la nueva sede de la Asociación de Bulimia y Anorexia, que permitirá a la entidad ofrecer en un mismo punto todos los servicios que presta a los pacientes de estos trastornos alimentarios

"Esto va a marcar un antes y un después para la asociación", manifestó ayer Marina Tallón, presidenta de la Asociación de Bulimia y Anorexia (ABAC), durante la inauguración de la nueva sede de la entidad, situada en la calle Begonias, en el Barrio de las Flores. Nacido en 1996, este colectivo pasó años de estrecheces en un minúsculo local de la calle Canceliña y ahora, gracias a las ayudas de instituciones públicas y privadas, ha conseguido abrir unas nuevas instalaciones en las que prestar atención a 70 pacientes, la inmensa mayoría de ellos mujeres jóvenes.

Tallón recordó las dificultades que pasó la asociación en sus inicios debido "al gran desconocimiento sobre los trastornos de la conducta alimentaria" y mencionó el "largo camino recorrido" para llegar a contar con una sede en la que ahora dispone de un comedor para los enfermos y de dependencias para proporcionarles asistencia psicológica y psiquiátrica, además de apoyo a los familiares, ya que la presidenta destacó que esta enfermedad "agota a las familias".

Pero la inauguración tuvo también un marcado carácter reivindicativo, ya que la presencia en el acto de numerosas autoridades políticas sirvió a la portavoz de ABAC para exigir que todas las ayudas recibidas "continúen en el futuro porque la supervivencia de la asociación depende de ellas". La insistencia de Marina Tallón llevó al alcalde, Carlos Negreira, a anunciar allí mismo que la subvención extraordinaria entregada este año, de 10.000 euros, se mantendrá el próximo año, lo que supone un incremento del 40% sobre la ayuda que recibía hasta ahora el colectivo.

Negreira agradeció a las asociación la labor realizada desde su creación y la animó a que se dé a conocer más en la sociedad "para que se sepa que se puede salir de esta enfermedad". El alcalde estimó que la sede de ABAC se convertirá en un "centro de referencia" para las dolencias de la conducta alimentaria al ofrecer a los pacientes un "mejor trato y de más calidad" al integrar en un mismo lugar todos los servicios de asistencia a estas personas.

"Vais a poder seguir contando con la Diputación", manifestó por su parte Diego Calvo, presidente de la Diputación, otra de las instituciones que colaboran con ABAC, cuya presidenta destacó que la nueva sede fue posible gracias también al apoyo de los antiguos responsables políticos de PSOE y BNG de Concello y ente provincial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es