03 de julio de 2014
03.07.2014
Bonobús

Tranvías investiga aún el fallo informático que impidió el cobro en todos los autobuses

La empresa dice que no recibió reclamaciones de usuarios por la avería n El BNG critica que la concesionaria no cuente con un plan alternativo para el cobro

03.07.2014 | 01:04
Un autobús de la línea 2, en la parada de Puerta Real. pablo luaces

La compañía considera "normal" que el Concello le solicite datos sobre el incidente

Los técnicos de la Compañía de Tranvías de A Coruña trabajan todavía en la elaboración del informe que revele el origen del fallo del sistema informático ocurrido el pasado martes que impidió el cobro en todos los autobuses mediante la tarjeta Millennium desde la apertura del servicio hasta las 19.30 horas. La empresa asegura que inició una investigación sobre los hechos, que causaron importantes retrasos en todas las líneas durante la mañana y que obligaron a los conductores a no cobrar a quienes pretendían hacerlo con la tarjeta, por lo que califica de "normal" que el Ayuntamiento le reclame datos acerca de lo sucedido, como anunció ayer.

A pesar de los trastornos producidos a los miles de viajeros que se vieron afectados por el problema, Tranvías afirma que no recibió ninguna queja de los usuarios, ni siquiera de estudiantes universitarios, ya que la organización Os Comités denunció el martes que numerosos alumnos se vieron perjudicados cuando trataban de llegar al campus para realizar los primeros exámenes del mes de julio.

El grupo municipal del BNG considera que el fallo informático sufrido "pone en evidencia las limitaciones" de la concesionaria del transporte urbano a pesar de la "enorme cantidad de dinero" que recibe el Ayuntamiento. Los nacionalistas destacan las "molestias" sufridas por los pasajeros al sufrir retrasos "de hasta una hora por frecuencia" que a su juicio se suman a los motivados por el funcionamiento "defectuoso" de la tarjeta Millennium.

Para esta formación, los fallos de ese medio de pago generan "largas esperas" de los afectados en las oficinas del registro del Concello y la estación de autobuses, a las que deben dirigirse para recibir nuevas tarjetas. También critican los ediles del BNG que a quienes no les funciona la tarjeta se vean obligados a pagar en metálico la tarifa general, situación que también se produce cuando las máquinas de recarga de las oficinas de Abanca no funcionan, especialmente a quienes no tienen cuenta en esa entidad financiera, que no tienen posibilidad de cargar la tarjeta de otro modo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es