27 de julio de 2014
27.07.2014

Campamentos exclusivos

Los padres de una niña con diversidad funcional luchan por la incorporación de personal especializado en todos los campamentos de verano organizados por el Ayuntamiento

27.07.2014 | 00:53
Campamentos exclusivos

Los padres de una niña con diversidad funcional denuncian la ausencia de personal especializado para menores con necesidades específicas de apoyo educativo en campamentos organizados por la Concejalía de Cultura, tanto en el Fórum como en el Ágora. Tras haberse reunido con la edil de Cultura, Ana Fernández, a principios de junio y de haberle propuesto varias soluciones, no han recibido aún ningún tipo de respuesta. El Ayuntamiento asegura que de los 844 campamentos de verano que organiza, el 92% tienen asesoramiento personalizado, salvo algunos que no lo pueden tener por sus propias características

La historia de Sonia Hermida y de Diego Terrón y de su hija de cuatro años, que tiene diversidad funcional, no es un caso aislado sino una muestra de los problemas a los que se enfrentan familias como ellos. Sonia y Diego ponen cara a la voz de muchos padres que ven a diario cómo se cierran puertas a sus hijos con discapacidad. "Esto no es un hecho aislado -resume Hermida-, son pequeñas cosas que día tras día vas encontrando en tu camino. Y ves que nadie pone facilidades para los niños y niñas con diversidad funcional, que tienen los mismos derechos que los demás".

Estos padres solicitaron para su hija una plaza para un campamento de verano del Ayuntamiento en el centro Ágora en la última quincena de agosto. La minusvalía supone a su hija una dificultad de comprensión y la necesidad de apoyo para realizar las actividades que se pueden llevar a cabo en un campamento, especialmente a nivel de comprensión. La madre denuncia que los campings municipales, tanto el del Fórum como el del Ágora, no cuentan con monitores para niños con necesidades específicas de apoyo educativo (NEAE).

Sonia Hermida asegura que el folleto de información sobre el campamento municipal indica que la actividad carecía de atención personalizada, y apunta que "el hecho de anunciar una discriminación no la valida". Se puso en contacto con la responsable de la organización de los campamentos y, posteriormente, con la edil de Cultura, Ana Fernández, quien la recibió a principios de junio y se comprometió a buscar una solución. "De momento, mes y medio después, esta solución no existe y, según las últimas noticias que tengo, no se está haciendo nada para solucionar el asunto", explica la afectada.

El Concello, consultado por este diario, alega que organiza 844 campamentos este verano, de los que el 92% disponen de monitores para prestar atención específica a niños con necesidades especiales. El 8% restante carece de ellos, señalan fuentes del Gobierno local, porque así lo exigen las características de las actividades que ofrecen.

Una de las soluciones propuestas por el Ayuntamiento a la madre, según relata Hermida, era llegar a un acuerdo con algún monitor de Servicios Sociales para trasladarlo a este campamento. Incluso Cultura propuso establecer un convenio con alguna asociación para incorporar a personal especializado para atender a niños con discapacidad. La madre le indicó, sin obtener respuesta aún, entidades con las que se podría alcanzar ese acuerdo.

Mes y medio después de la entrevista con Ana Fernández y a 20 días del inicio del campamento, el Ayuntamiento no ha aportado ninguna solución a los padres. "Estas situaciones te hacen sentirte indefensa e impotente, sobre todo cuando te encuentras con una injusticia que viene de la Administración pública, cuando deberían ser ellos los que garantizasen la ausencia de discriminaciones", explica Sonia. "Siempre he sido muy comprensiva pero creo que no haber recibido una sola respuesta en un mes y medio no es serio. No quiero ser malpensada pero esto parece una simple estrategia para ganar tiempo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es