17 de noviembre de 2014
17.11.2014
La Opinión de A Coruña

La rotura de una tubería central cerca de la estación de tren provoca inundaciones

El desvío hacia la ronda de Outeiro en sentido Hotel Avenida y Alfonso Molina permanecerá cortado n Emalcsa señaló que el incidente no causó cortes de suministro

17.11.2014 | 00:45
La rotura de una tubería central cerca de la estación de tren provoca inundaciones

La rotura de una tubería de la conducción general del suministro ayer al mediodía en la ronda de Outeiro, a la altura de la salida hacia la avenida de Alfonso Molina, provocó inundaciones y cortes de tráfico en la zona. El agua, además, causó el hundimiento de un tramo de asfalto de la carretera y entró en algunos garajes, locales y edificios. En uno de los bajos fue necesaria la presencia de efectivos de Bomberos para achicar el agua. La empresa municipal de aguas, Emalcsa, negó que se produjesen cortes en el suministro. La conducción dañada unía los depósitos de Eirís y O Ventorrillo.

La Policía Local recibió la alerta del incidente a las 14.00 horas y hasta el lugar de los hechos se trasladaron, además de 15 efectivos del 092, seis bomberos y 20 operarios de la compañía. Los trabajadores consiguieron cerrar la canalización para que dejase de verter agua sobre las 15.30 horas. Emalcsa desconocía las causas de la rotura, que ayer no pudo ser reparada.

Los técnicos, informó el Ayuntamiento, continuarán hoy con los trabajos para restaurar la cañería, que podrían prolongarse días, por lo que se registrarán cortes en el tráfico. El Concello indicó que hoy permanecerá cortado el desvío en la estación de San Cristóbal hacia la ronda de Outeiro en sentido Hotel Avenida y Alfonso Molina. La Policía Local, que reguló el tráfico en la zona, cerró el paso de vehículos desde el cruce de la calle Pérez Ardá con la ronda de Outeiro hasta la estación de ferrocarril. El túnel de Salgado Torres en dirección salida de la ciudad también permaneció cortado desde las 14.00.

La rotura afectó a entre tres y cuatro metros de la tubería, que forma parte de la conducción general del suministro. Emalcsa señaló que, en estos casos, es imposible cerrar la cañería de golpe, por lo que se hizo por tramos. El suministro se redirigió por otras canalizaciones, por lo que, según la empresa municipal, no hubo cortes de agua.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es