06 de diciembre de 2014
06.12.2014

El comité de Tranvías denuncia que la supresión del carril bus alarga los viajes

Los representantes laborales exigen garantías sobre la subrogación de la plantilla cuando termine la concesión y reciben el respaldo de los socialistas a sus demandas

06.12.2014 | 00:46
Un autobús circula hacia San Andrés, una de las vías en las que se suprimió el carril bus. adrián subiela

La eliminación del carril bus hace ahora tres años causó un aumento de las frecuencias de paso de los autobuses urbanos, según el comité de empresa de la Compañía de Tranvías, parte de cuyos miembros se reunieron ayer con el grupo municipal socialista. El presidente de los representantes laborales, Pablo Leis, aseguró que con el vial reservado al transporte público el paso por Federico Tapia se realizaba anteriormente en cinco minutos, mientras que cuando ahora se produce un atasco se tarda hasta media hora en atravesar esta calle.

"Antes el conductor paraba, bajaba la gente y no afectaba a ningún coche, pero ahora mismo cuando el bus hace una parada los otros coches tienen que esperar porque quedamos interrumpiendo el carril", explicó Leis sobre la retirada del carril bus, con la que considera que sale perjudicado "el usuario del bus y el del coche".

El comité de empresa expuso a los concejales socialistas su preocupación por la falta de garantías acerca de sus puestos de trabajo, ya que su convenio colectivo no prevé su subrogación en caso de que la Compañía de Tranvías pierda la concesión del transporte municipal en 2023, año en el que termina el contrato actual. Pablo Leis destacó que los representantes sindicales llevan dos años esperando que el Gobierno local les reciba y que su intención no es reclamar mejoras salariales, sino únicamente recibir garantías sobre sus empleos.

La realización del encuentro con los concejales socialistas suscitó la crítica del Grupo de Trabajadores de Tranvías, que con sus cuatro delegados es el sindicato mayoritario en el comité de empresa, pese a lo cual no fue invitado a la reunión, en la que participaron representantes de UGT, CCOO y CIG. El grupo acusa a estos sindicatos de tratar de "enmascarar su nefasto mandato sacándose una foto", así como de hablar sobre "obviedades" en la reunión y de "llevar el sindicalismo a la política".

La portavoz del grupo municipal socialista, Mar Barcón, expresó su apoyo a las demandas de los trabajadores y reprochó al Gobierno local todas las medidas tomadas durante su mandato en relación con el transporte público, que a su juicio han sido "negativas". Entre esas iniciativas figuran la supresión del carril bus, que según Barcón hizo aumentar en 15 minutos el aumento del tiempo de viaje, la retirada de la mediana de General Sanjurjo, el incumplimiento de la promesa de una tarifa plana para los usuarios, el incremento en el precio de los billetes y la creación de la vía prioritaria vigilada, a la que acusó de tener fines recaudatorios.

La portavoz socialista recriminó también al PP haber desviado los buses por Rúa Alta y gastar 500.000 euros en otro plan de movilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es