24 de enero de 2015
24.01.2015
El patrimonio arqueológico del casco histórico

Otra ciudad bajo el asfalto

Las excavaciones realizadas en los últimos años en el casco histórico desvelan la existencia de numerosos vestigios del pasado que se remontan hasta la época romana

24.01.2015 | 01:22

Toda una ciudad permanece oculta bajo el pavimento gracias a los numerosos vestigios del pasado que se hallan hoy cubiertos. Las obras que se realizan en las conducciones y los edificios de la ciudad sacan a la luz cada poco tiempo estas huellas, que revelan la antigüedad con la que el centro coruñés fue habitado, así como las sucesivas modificaciones que experimentó el casco urbano. Algunos de esos hallazgos han sido expuestos al público, pero muchos otros siguen escondidos bajo tierra ante la dificultad para que puedan ser contemplados por su ubicación en lugares poco accesibles

La aprobación del nuevo Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri), la normativa urbanística del casco histórico, obliga a los responsables municipales a efectuar un repaso por las excavaciones realizadas en esta zona de la ciudad en los últimos años con el fin de incorporar a este documento los hallazgos efectuados. Un vistazo a esos trabajos hace posible comprobar que en el subsuelo de A Coruña se encuentra otra ciudad que ha pasado por las sucesivas fases de la historia y que oculta detalles tan sorprendentes como el cementerio ubicado bajo el pavimento de la calle Boquete de San Andrés o las numerosas casas romanas de Riego de Agua.

EPintor Sotomayor. La construcción de un transformador en la esquina con Panaderas descubrió un zócalo que podría ser de un muro de contención del desnivel existente con la calle Corralón, así como un muro del cierre del convento de las Capuchinas y otro de la vivienda del portero de ese edificio. La instalación proyectada se modificó para conservar las estructuras aparecidas.

EO Parrote. Una zanja para conducciones eléctricas en paralelo a la muralla en la zona próxima al Abente y Lago hizo aparecer dos fragmentos de muro con forma de dientes de sierra que fueron protegidos bajo tierra. En la misma zona, otros trabajos eléctricos descubrieron un muro de contención entre la calle y la antigua línea de costa, una tajea y un trozo de la muralla del siglo XVII.




Haz click para ampliar el gráfico

EO Parrote-Hotel Finisterre. La pavimentación del paseo sacó a la luz dos fragmentos de la muralla moderna que también apareció en la planta baja del hotel. También fue encontrado el enlosado del espacio situado entre la muralla, la antigua cárcel y el Palacio de Capitanía. Los restos fueron expuestos al público.

EBoquete de San Andrés. Bajo el pavimento del callejón del costado trasero de la iglesia apareció el suelo del antiguo templo o del hospital del Gremio de Mareantes, así como tumbas de personas que fueron enterradas alrededor de la iglesia desde la Edad Media hasta principios del siglo XIX. Los restos fueron protegidos en el mismo lugar con material geotextil y capas de arena lavada.

EGalera. La apertura de zanjas hizo aparecer una posible canalización construida con fragmentos de piedra y barro que fue conservada, los cimientos de dos casas desaparecidas y una estructura indeterminada que fueron desmontadas.

ELa Marina. La nueva pavimentación descubrió frente a la Subdelegación del Gobierno una tajea de la época moderna o contemporánea, así como el fragmento de otra que venía de la travesía de la Marina. También aparecieron restos del muro del puerto de mediados del siglo XVIII, aunque muy deteriorados. Los restos fueron conservados bajo tierra.

EJuana de Vega, 21. La construcción de un nuevo edificio hizo aparecer varios elementos del Frente de Tierra de la Pescadería, levantado en el siglo XVIII, como la falsabraga -muro bajo situado delante del principal- del Baluarte del Rey, un fragmento de la cortina, parte de un baluarte que no se terminó y tajeas del saneamiento construido sobre los restos de la fortificación. Una parte de los restos fueron desmontados y otros conservados bajo tierra.

EJuana de Vega, 17. La reforma de un edificio dejó al descubierto parte de la fortificación del Frente de Tierra, aunque las estructuras halladas, que fueron protegidas tras la excavación, habían sido desmontadas parcialmente durante la construcción de este inmueble en el siglo XIX.

EPlaza de Pontevedra, 4. La rehabilitación de un edificio permitió hallar su antiguo sistema de saneamiento que había sido reutilizada para otra conducción.

EPlaza de Pontevedra, 3. La reforma de un inmueble de 1895 sacó a la luz su antiguo empedrado de granito y un pozo situado bajo el mismo, una tajea de saneamiento, los cimientos de la escalera del edificio y un muro que podría ser del Frente de Tierra de la Pescadería que fue protegido y conservado bajo tierra.

ETorreiro, 3. La construcción de un edificio hizo posible descubrir el cercado de piedra y el suelo de un posible patio o huerta, el enlosado original de la construcción derribada para dejar paso a la nueva, el pretil de un pozo y un muro, además de restos de cerámica datados entre los siglos XVIII y XIX.

EÁngel, 7. La instalación de un ascensor descubrió el enlosado original del edificio, pero también parte de un muro de la época romana y materiales de este mismo periodo que fueron conservados por el promotor de la obra.

EDamas, 8. La rehabilitación de un inmueble permitió localizar un muro moderno o contemporáneo, un pozo de edad indeterminada, dos muros romanos, un pavimento de tierra y material doméstico de la misma época, así como molduras decoradas que parecen relacionadas con la iglesia de Santiago.

EFlorida, 29. El levantamiento de un nuevo edificio descubrió un pavimento de piedra y la tajea del saneamiento histórico, que fueron conservadas.

EFranja,18. En el edificio municipal de Hacienda se localizaron un muro y una fuente-aljibe de la época romana que está musealizada, un hogar de la Edad Media o Moderna, así como cerámica medieval y romana.

EFranja, 24. La rehabilitación de un inmueble descubrió una tajea de saneamiento, el antiguo enlosado, un muro romano y otro medieval, cerámicas romanas, medievales e importadas, así como materiales modernos y contemporáneos.

EFranja, 39. La construcción de un nuevo edificio desveló la existencia de un patio enlosado y una tajea del anterior, la calzada de una callejuela hoy desaparecida, restos de muros y de cerámica medieval, un muro romano arrasado y cerámica de ese periodo.

EParrote, 16. La reforma de un edificio sacó al exterior un muro y pavimento romano, así como cerámica de ese periodo, todos ellos conservados bajo tierra.

EPríncipe 6 y 8. La rehabilitación de un inmueble descubrió un tramo de la muralla medieval que fue conservada, una tajea y una plataforma ligada a un edificio del siglo XVIII.

ESan Carlos, 8. La construcción de un edificio dejó al descubierto una muralla medieval, una puerta de acceso y enlosado del mismo periodo, tajeas y cimientos del siglo XVIII y tramos de muros de edificios de los siglos XVI y XVII. Los restos relacionados con la muralla fueron conservados.

ESanto Domingo, 6. En la rehabilitación de este edificio aparecieron trechos de la muralla medieval, enlosado romano, tramos de muros y materiales cerámicos de esa época.

ERiego de Agua, 3 y 5. La construcción del centro cultural de la antigua Caixanova descubrió parte del antiguo malecón de la Marina, parte de un baluarte y la base de la antigua Fuente de la Fama.

ERiego de Agua, 4. La reforma de un edificio hizo aparecer pavimento de una obra hidráulica romana y materiales de esa época.

ERiego de Agua, 40. Un muro romano y piezas de ese periodo y del medieval aparecieron en la reforma de este inmueble.

ERiego de Agua, 56. Un enlosado romano, una cisterna de esa época o medieval, 7 tumbas romanas construidas en granito, muros romanos y medievales, así como materiales romanos se hallaron en las obras de este inmueble.

ERiego de Agua, 60. En este lugar se localizaron 12 tumbas datadas entre los siglos VI y IX, pavimento de obras hidráulicas romanas y cerámica de esa época. Los restos humanos fueron llevados a la facultad de Medicina de Santiago y una tumba al castillo de San Antón.

ETabernas, 4. Restos de una obra hidráulica romana aparecieron durante la rehabilitación del edificio.

ETabernas, 12. Bajo este inmueble se hallaron restos del anterior, construido en el siglo XVIII, enlosado y muros medievales, muros romanos, un pozo y una tajea.

ETabernas, 18. La instalación de un ascensor en un edificio descubrió restos del edificio anterior, cimientos de un muro romano y obras hidráulicas de ese periodo, así como un ara dedicada a Júpiter y cerámica.

ETabernas 21. Muros y cerámica romanos, además de un muro medieval aparecieron en la reforma de este inmueble.

EReal, 8. La posible cocina de una casa romana, cimientos de muros medievales y cerámica de ambos periodos aparecieron bajo este edificio.

EReal, 67. Materiales de construcción y cerámica de la era romana fueron descubiertos en el subsuelo del inmueble.

EReal, 34. Restos de un edificio del siglo XVII, cerámica medieval, un cementerio romano con una fosa, urnas y huesos calcinados aparecieron en este lugar, donde también se halló una estela funeraria que se llevó a San Antón.

EMaestranza. Un tramo de la muralla fue hallado en la confluencia con Campo de la Estrada y protegido en el subsuelo.

EAtocha Baja. La apertura de un callejón en este lugar descubrió muros y un pilar de la capilla de Nuestra Señora de Atocha, del siglo XVI y derribada en 1927.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es