19 de julio de 2015
19.07.2015
Hace una Década

El fin de un icono del movimiento gay

El colectivo homosexual coruñés Milhomes decidió disolverse en julio de 2005 a pesar de las ayudas económicas proporcionadas desde el Ayuntamiento

19.07.2015 | 01:43

La asociación Milhomes pasó a la historia en julio de 2005, cuando, a pesar de una subvención concedida por el Ayuntamiento, decidía disolver la asociación y por tanto cerrar su local en Varela Silvari. La disolución del colectivo estuvo precedida de discrepancias internas sobre el funcionamiento de la entidad y por el abandono de algunos de sus miembros

El colectivo gay Milhomes hacía pública en julio de 2005 su decisión de disolverse a pesar de la subvención de 3.000 euros concedida por el Gobierno local. Dicha ayuda, que según la asociación llegó tarde, no terminó de frenar el proceso de disolución, pues la directiva se había reunido el día anterior en su local de Varela Silvari, junto al mercado de San Agustín, para tomar una decisión definitiva sobre su renuncia a la ayuda municipal, o la continuidad de la agrupación, siendo la primera su decisión final.

Diez años después de la disolución de la asociación, José Carlos Alonso, el que fue su último presidente, analiza la situación de la defensa de los derechos de los homosexuales hoy en día: "Ha avanzado mucho, tras varios cambios de gobierno, hoy en día existen alrededor de 20.000 matrimonios homosexuales". "De todas formas, no hay más que ir al mundo del fútbol para darse cuenta de la represión que sigue existiendo en torno al tema, los futbolistas son modelos para los chavales, y si sale a la luz que uno de ellos es homosexual se crea un alboroto. La homofobia campa a sus anchas en el fútbol", añade.

Milhomes era una asociación que luchaba por los derechos de los colectivos gais en momentos en los que "no era nada fácil, y nadie daba un duro", explica Alonso. "Entre nuestros logros, además de conseguir ponerle el nombre a la calle Tomás Fábregas, conseguimos el registro municipal de parejas de hecho cuando todavía estaba Paco Vázquez. Dentro de un año se cumplen diez del asesinato de dos chicos gais en Vigo, también podemos presumir de ser los únicos que luchamos por meter al asesino en la cárcel, estuvimos muy solos pero nos mantuvimos firmes, y gracias a nuestra insistencia, pasó de estar condenado de tan solo un año de cárcel, a 58", asegura Juan Carlos Alonso.

El expresidente de Milhomes opina que todavía falta mucho para que el colectivo gay sea aceptado totalmente en nuestra sociedad, y aunque se haya avanzado mucho, desde las instituciones no se facilita el hecho de que estas personas sean bien vistas. "Pocas instituciones se mojan en torno a este tema, cuando no se posicionan en contra. Otro de los hechos que reflejan lo que supone este colectivo para la sociedad son los constantes chistes -explica Alonso-, que se hacen en torno al tema".

Juan Carlos Alonso también destaca que Milhomes "ha sido el único colectivo gay que en Galicia ha sabido apretarle las clavijas a los partidos defensores de los derechos homosexuales. Nos encaramos con el grupo LGTB Galicia -explica- y en realidad nunca llegó a hacer nada importante".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es