19 de julio de 2017
19.07.2017

Los menores sancionados por consumo de alcohol podrán sustituir la multa por cursos

El Concello y la asociación Adafad inician un programa preventivo para sensibilizar a los jóvenes - El Gobierno local abrió 64 expedientes en lo que va de año

19.07.2017 | 00:36
María José Lamas y Silvia Cameán detallan el programa ´Non pases por un mal trago´.

El mal trago de tener que afrontar el pago de una multa por consumir alcohol a una edad no permitida podrá ser sustituido por un curso educativo de carácter preventivo y concienciador. El Concello, en colaboración con la Asociación de Ayuda a Familias de Drogodependientes (Adafad) ha puesto en acción el programa Non pases por un mal trago, que posibilitará que los menores sancionados por el consumo de alcohol cambien el abono de la multa que le imponga el Ayuntamiento por la participación en cursos, que impartirá esta entidad coruñesa sin ánimo de lucro.

Cada hora que los menores pasen en un curso equivaldrá a 20 euros de sanción. La Ley 11/2010 de 17 de diciembre de prevención del consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad establece grados mínimos, medios y máximos entre infracciones leves, graves y muy graves, de tal forma que la pena más baja (una infracción leve de grado mínimo) no supera los 601 euros. Ningún asistente a los cursos excederá de 300 horas, el equivalente al importe mínimo de una infracción grave de grado medio, según indica la ley.

El objetivo de este programa municipal es "educar, formar y hacer reflexionar a los menores de edad que fueron sancionados por consumo de alcohol", recalcó ayer la concejal de Xustiza Social, Silvia Cameán, quien admitió ser contraria a la "mera prohibición" y partidaria de prevenir para evitar riesgos. "Creemos que la lucha real y efectiva contra las adicciones no se puede combatir mediante multas y sanciones, sino desde la educación. No queremos criminalizar a los jóvenes, queremos que reflexionen, que se den cuenta de lo que implica el alcohol y, sobre todo, queremos darles alternativas", añadió la edil.

La directora de Adafad, María José Lamas, explicó cómo han de proceder las familias interesadas en participar en el programa, cuyos cursos impartirán un psicólogo clínico y dos psicólogas sanitarias. El menor, con la autorización de sus representantes legales, podrá solicitar la inscripción en el plazo de diez días a partir del día siguiente al que recibiese la notificación de la imposición de la multa. La puede presentar en el concello, el Fórum Metropolitana, el centro cívico de Mesoiro y el Centro Ágora. Cuando reciba la aceptación será entrevistado en Adafad y al comenzar los cursos participará en sesiones individuales solo y con sus padres o tutores y en grupos pequeños con otros menores. Las sesiones abordarán, entre otros aspectos, técnicas participativas de resolución de conflictos y riesgos y consecuencias que entrañan algunas alternativas de ocio.

Lamas y Cameán aportaron algunos datos relacionados con el consumo de alcohol en la ciudad y en general, como que en lo que va de año el Concello ha abierto 64 expedientes sancionadores por beber en la calle o en locales, o que a los 15,3 años de edad los menores en España, según los estudios especializados, se convierten en consumidores de alcohol cada semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es