03 de agosto de 2017
03.08.2017
Conflicto en un servicio municipal

El comité de Cespa impone al Ayuntamiento nuevas condiciones para evitar la huelga

El Gobierno local y el comité de huelga, formado solo por el secretario general de STL, Miguel Ángel Sánchez, se reunirán hoy para desbloquear el paro - El Ayuntamiento forma una comisión negociadora

03.08.2017 | 10:07
El alcalde, ayer, preside la reunión con los miembros del comité de empresa afiliados a STL.

Claves

  • Reclamaciones. El comité de empresa pide conocer los pliegos de condiciones de los próximos contratos de la basura y la limpieza viaria, que se mantengan sus puestos y salarios
  • Propuesta. El Gobierno municipal abrirá en septiembre el plazo de exposición pública de los pliegos para que empresas, sindicatos y operarios puedan aportar sus propuestas
  • Situación actual. A las 14.00 de hoy, la comisión negociadora y el secretario general de STL, el único miembro del comité de huelga, mantendrán una reunión para desbloquear la situación

El Gobierno local y el comité de huelga de los servicios de recogida de la basura y de la limpieza viaria, que está formado solo por el secretario general del Sindicato de Traballadores da Limpeza (STL), Miguel Ángel Sánchez, se han emplazado para una reunión a las 14.00 horas. Se citan después de que los once miembros que tiene STL en el comité de empresa de Ferrovial-Cespa se declarasen ayer interlocutores "no válidos" para negociar las condiciones por las que se podría frenar la huelga de basuras anunciada para los días 11, 12, 13, 14, 15, 17, 19, 22, 24, 26, 30 y 31 de agosto y los días pares de cada mes hasta su desconvocatoria.

El alcalde, Xulio Ferreiro, anunció ayer, después de la breve reunión con los miembros de STL del comité de empresa de Ferrovial-Cespa -duró unos quince minutos- que el Gobierno local formará una comisión negociadora que será la encargada de asistir a las reuniones con Sánchez para intentar desenquistar el proceso de huelga. Fuentes municipales no aclararon ayer quiénes integrarán ese comité negociador.

A preguntas de este diario, el secretario general de STL, Miguel Ángel Sánchez, aseguró que su intención, como la de sus compañeros, es llegar a un acuerdo con el Gobierno local para no tener que cumplir con la amenaza de huelga, por lo que hoy asistirá a la reunión con los miembros designados por el Gobierno local para tratar este tema. Será a partir de entonces cuando el Concello conozca cuáles son las reivindicaciones de los trabajadores y también qué es lo que puede hacer para parar la convocatoria. Y es que, los miembros del comité de empresa se escudaron ayer en que, a pesar de que es su sindicato quien ha convocado el paro y de que están adheridos a él, no son ellos quienes tienen que hablar con el Gobierno local. "No tenemos la potestad de desconvocar una huelga que ha sido planteada por alguien ajeno a nosotros", explican en una nota enviada a los medios de comunicación.

En este proceso de negociación, la CIG, la otra central sindical con representación en el comité de empresa -tiene dos de trece miembros- se mantiene al margen, ya que asegura que no sostendrá la huelga porque no comparte las razones de su convocatoria, pero tampoco asumirá "el papel de esquirol", por lo que sus afiliados no irán a trabajar si sus compañeros tampoco lo hacen.

En la reunión, según el alcalde, los miembros del Gobierno local -estaban presentes también la concejal de Medio Ambiente, María García, y el edil de Emprego e Economía Social, Alberto Lema- les reiteraron a los trabajadores su visión de que no existen "condiciones objetivas para la huelga", ya que los futuros pliegos de los contratos de la limpieza viaria y de la recogida de basuras contarán con las cláusulas que ellos reclaman y que garantizan que mantendrán sus empleos y sus salarios y condiciones.

"Les explicamos que para nosotros los puestos de trabajo y las condiciones laborales de los trabajadores son una prioridad y van a estar garantizados en los futuros pliegos, pero esto no es una novedad. Para nosotros esto es una prioridad en todos y cada uno de los procedimientos de contratación pública", dijo el alcalde, que cree que "no debería haber ningún problema" para que, finalmente, ambas partes lleguen a un acuerdo.

El conflicto entre los trabajadores de la recogida de basuras y de la limpieza viaria con el Gobierno tiene dos focos de partida: la licitación de refuerzos en el servicio que, finalmente, fueron a parar a otras empresas, de modo que los trabajadores tienen unas condiciones laborales diferentes a las de los operarios de Ferrovial-Cespa; y también la redacción de los pliegos de condiciones que regirán el concurso de estas dos concesiones. En ellos estarán las claves de la prestación del servicio durante los próximos años.

Reclaman que los operarios "no realicen la limpieza o recogida de ninguna zona que no sea pública"; que se garanticen las categorías profesionales de todos los operarios en los pliegos y que "se detalle en un listado, consensuado entre las partes, que incluya las categorías, el salario y la antigüedad de todos los trabajadores" para que sea cumplido por la empresa.

El comité anunció que, el 26 de julio, iría a Fiscalía para solicitarle que investigase al Gobierno municipal por las últimas contrataciones realizadas en los refuerzos de limpieza viaria, aunque, finalmente, dejaron aparcada esta propuesta hasta mantener una reunión con el alcalde. A pesar de que los representantes de STL se levantaron de la mesa de negociación, su portavoz, Fabián García, explicó ayer que habían acudido por "buena fe" a María Pita -aunque el día anterior habían alegado que no irían porque también estaban convocados los dos miembros de la CIG-.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine