14 de febrero de 2018
14.02.2018

Los disfraces ganan al mal tiempo en A Coruña

La calle de la Torre se llena de familias disfrazadas y choqueiros dispuestos a bailar y disfrutar a pesar de la constante lluvia

14.02.2018 | 14:46
Los disfraces ganan al mal tiempo en A Coruña
Los disfraces ganan al mal tiempo en A Coruña
Los disfraces ganan al mal tiempo en A Coruña

Premios

  • Choqueiro adulto en modalidad individual. Ángel Chaves confeccionó un disfraz de monstruo marino y se llevó el primer premio, dotado con 500 euros. La plata fue repartida entre una mujer vestida con un traje de tapones, un cucurucho y un traje realizado con folletos de propaganda de supermercados. Un guiri de Monte Alto, la ninfa del bosque, dolce pataca, la novia de las flores y un dragón chino quedaron en tercera posición
  • Choqueiro adulto en modalidad de grupo. Un director de cine, la claqueta, los actores... Entre todos representaron a los miembros que producen una película muda. Sin decir una palabra, el grupo liderado por Luis Sánchez consiguió ganar esta categoría. Eduardo Manostijeras con sus arbustos y unos huevos de dragón protegidos por elfas ocuparon la segunda posición de la clasificación. El tercer premio se lo llevaron los unicornios de colores, la vaca lechera y un grupo de samuráis con espadas hechas de papel de plata
  • Disfraz infantil en modalidad individual. Una bailarina se llevó el primer premio de esta categoría. El chocolatero Willy Wonka, con las gafas y el traje iguales a las que lleva Johnny Depp en la película de ‘Charlie y la Fábrica de Chocolate’, fue el segundo clasificado mientras que el tercer puesto lo ocupó una pequeña Caperucita Roja que lució una divertida falda de colores
  • Disfraz infantil en modalidad de grupo. En este apartado triunfaron los animales. Un niño y una niña subidos a dos pequeños dinosaurios verdes consiguieron ganar el concurso. La plata fue para el capitán Garfio, personaje de Peter Pan, y el cocodrilo al que tanto temía. El tercer clasificado fue un grupo formado por peces
  • Choqueiro infantil en modalidad individual. El submarino amarillo sorprendió al jurado, que le otorgó el primer premio. La cabeza del ganador asomaba por la escotilla muy logrado. No lo tuvieron fácil los miembros del jurado, pues el segundo galardón fue para un niño que simulaba estar dentro de un globo aeroestático de colorines. En tercer lugar, una fregona gigante hecha con los colores habituales, azul y amarillo
  • Choqueiro infantil en modalidad de grupo. A la caza de un minotauro iban las ganadoras de esta categoría. El segundo puesto fue para dos pequeñas unicornios que lucían alas plateadas, un cuerno y una melena rosa fucsia muy llamativa. Unos astronautas dispuestos a pisar la luna quedaron en tercera posición

Superhéroes, apicultores, aviadores, bomberos y hasta un submarino amarillo fueron algunos de los disfraces que tiñeron de color el barrio de Monte Alto. Volvió ayer a ser el centro de un martes de Carnaval pasado por agua pero en el que no faltaron la música y el buen humor. Esta tarde, el entierro de la sardina

Otro martes de Carnaval en el que la lluvia hizo acto de presencia en A Coruña. Pero ni el mal tiempo consiguió que los disfraces se quedasen en casa. La calle de la Torre esperaba con ansia a los choqueiros, los superhéroes y los personajes de películas. Un sinfín de disfraces aparecieron para poner el toque de diversión y deleitar a los transeúntes, que no dudaban en sacar sus móviles para inmortalizar los trajes más sorprendentes y curiosos.

Con las calles mojadas, muchos tuvieron que incorporar los paraguas a sus vestimentas y pasar buena parte de la tarde en las cafeterías de Monte Alto. Los más atrevidos, y con ganas de fiesta, paseaban sin parar entre la plaza de España y campo de Marte. Algunos incluso con la música a cuestas, como los miembros del grupo Abba.

Como por arte de magia, quizá porque había varios Harry Potter por la zona, la lluvia desapareció sobre las siete de la tarde. Fue entonces cuando los de Monte Alto a 100 subieron el volumen de la música, volvió a sonar la percusión de los Kilomberos y los niños empezaron a correr con el fin de escapar de los espray de serpentinas, tan típicos en estas fechas.

Los hubo que prefirieron disfrazarse en familia. Star Wars, Mario Bros, unicornios, astronautas, mexicanos, indios y hasta un grupo que buscaba combatir el resfriado al enfundarse un sobre de Frenadol. El ingenio, como cada martes de Carnaval en A Coruña, estuvo presente.

Las profesiones suelen ser elegidas por muchos. Con una careta cubierta con una red, unos chicos se convirtieron en apicultores mientras que otros se colocaron unas no muy cómodas aletas para parecer submarinistas. Aviadores y bomberos desfilaron por la calle de la Torre, donde un hombre trataba de descender con su canoa. Quizá creyó que venía más lluvia de la que cubrió ayer la ciudad. Hasta el concejal de Culturas, José Manuel Sande, se dejó ver vestido de dálmata junto a Cruella de Vil.

Los más pequeños de la casa volvieron a decidirse por los superhéroes. Desde Spiderman hasta Batman pasando por Hulk o Thor. Todos se sumaron a la fiesta. También Star Wars está pisando con fuerza entre el público infantil. Caretas de Darth Vader, Kylo Ren y muchas Leias se repitieron por Monte Alto, donde ya lucen de nuevo las placas con el nombre de los choqueiros más conocidos de la ciudad. La calle San José añadió ayer un nuevo nombre, el de Pilar Varela.

Muchos demostraron con sus atuendos que se les dan muy bien las manualidades y que emplean mucho de su tiempo en preparar su disfraz de Carnaval. Un vestido hecho con folletos de supermercado, otro de tapones, un piano y hasta un Delorean, el coche de la película Regreso al futuro. Un niño pequeño, ganador de un premio, lucía con orgullo su particular submarino amarillo.

La fiesta no solo se limitó a la calle de la Torre. La música sonaba con fuerza en las calles San Juan y San José, donde cualquiera se podía transportar al verano al ver a tanta gente por la acera y en las terrazas. La calle Real también se convirtió en escenario de un desfile de disfraces, al igual que el Obelisco, donde se concentraron muchos jóvenes.

Aunque el plato fuerte llegó por la tarde, con los tradicionales concursos de disfraces y choqueiros en el patio cubierto de la Grande Obra de Atocha, el martes de Carnaval amaneció con las ofrendas florales a Nito, Canzobre, César Sanjosé y Palau. Fueron homenajeados en distintos puntos de la ciudad entre las doce y las dos de la tarde. Para hoy solo queda llorar, enterrar a la sardina, disfrutar de los fuegos artificiales y empezar una nueva cuenta atrás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine