18 de marzo de 2018
18.03.2018

Así se peatonalizará la Ciudad Vieja

El Concello prohibirá aparcar y circular una vez termine el curso escolar, aunque los 220 coches de los residentes del barrio podrán seguir transitando y tendrán plazas baratas en aparcamientos privados

18.03.2018 | 09:44
Un vehículo entra a la Ciudad Vieja por María Pita, ante los carteles que prohíben aparcar en el barrio.

El fin del curso académico marcará un hito en la historia de la Ciudad Vieja si finalmente se cumplen las previsiones del Gobierno local, ya que en esa fecha se eliminará la circulación de sus calles, que quedará reducida a la de los 220 coches propiedad de los residentes en el barrio. Esas personas podrán estacionar sus vehículos en tres aparcamientos privados del entorno con precios reducidos. El resto de los conductores tendrán vetado el paso por la Ciudad Vieja, en la que además están previstas actuaciones como la mejora del pavimento y el fomento del comercio y la rehabilitación

La eliminación del tráfico rodado en la Ciudad Vieja es una demanda vecinal que se remonta ya a dos décadas sin que hasta el momento ningún Gobierno local haya sido capaz de aplicarla de forma total. La última iniciativa aplicada por el Concello se produjo en agosto de 2014, cuando se prohibió aparcar en la zona, salvo a los residentes. El Ejecutivo municipal pretende poner en marcha ahora una nueva fase de este proceso que implicará no solo la prohibición de estacionar, sino también la de circular, con excepción de aquellos coches que disponen de la tarjeta de residente en el barrio. A continuación se detallan las características del nuevo modelo de tráfico para la Ciudad Vieja.

E¿Cuál es el sistema actual? Todos los vehículos pueden acceder ahora al barrio, aunque solo pueden aparcar los 220 que cuentan con una tarjeta de residente. El Concello pretende revisar las concedidas con el fin de comprobar que realmente tienen derecho a disfrutar de ella. La prohibición de estacionar y la peatonalización de La Marina redujeron de forma importante la circulación, ya que la Ciudad Vieja funcionó durante muchos años como bolsa de aparcamiento de la zona centro.

E¿Qué objetivo se marca el nuevo plan? El Gobierno local pretende que tan solo los residentes con tarjeta puedan circular por el barrio, aunque no habrá un sistema de vigilancia con cámaras para evitar las infracciones. El aparcamiento estará vetado para todos los vehículos dentro del recinto de las murallas, aunque los de reparto podrán efectuar su trabajo a primera hora de la mañana, al igual que en otras áreas peatonales.

E¿Dónde aparcarán los vecinos? Al margen de los pocos residentes que cuentan con plazas de garaje en sus edificios, el resto tendrá que hacerlo en los aparcamientos de O Parrote, Marina Coruña y A Maestranza, donde el Concello pactó con las empresas que se oferten 300 plazas a precios reducidos.

E¿Quiénes se beneficiarán de estas plazas? En principio serán los que viven dentro del área delimitada por el contorno de la muralla, aunque el Gobierno local lo ampliará a otras calles limítrofes, que también están afectadas por el problema de la escasez de espacio de la Ciudad Vieja y que en el pasado reclamaron una solución.

E¿Cuándo se aplicará la nueva regulación? El fin del curso escolar es el momento en que se prohibirá circular y aparcar, aunque el plan se presentará de forma pública entre finales de abril y principios de mayo. A partir de ahí se abrirá un periodo para presentar propuestas.

E¿Incluye alguna medida más el plan? El Concello renovará el pavimento de varias calles que se encuentra deteriorado, aunque debe recibir la autorización de Patrimonio para iniciar las obras. También acompañará este proceso con la adopción de medidas de impulso al comercio y la rehabilitación en la Ciudad Vieja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine