10 de mayo de 2018
10.05.2018

El Concello ve viable sustituir el viaducto de la ronda de Nelle por un cruce con semáforos

El cruce, cuya reforma exigen los vecinos de la zona, se resolvería mediante una nueva regulación semafórica, pero con la prohibición de girar a la izquierda en la ronda hacia la avenida de Finisterre

20.05.2018 | 17:47
Viaducto de la ronda de Nelle sobre el cruce con la avenida de Finisterre.

La desaparición del viaducto de la ronda de Nelle sería posible sin necesidad de construir el túnel que propuso el Gobierno local de Francisco Vázquez en 2007 y que los vecinos rechazaron al entender que dividiría en dos el barrio. Un estudio realizado ahora por técnicos municipales revela que el paso elevado podría ser sustituido por un cruce con semáforos sin que afectase de forma negativa al tráfico, para lo que se destaca la importante disminución de la circulación en la ronda, en especial en el sentido hacia Riazor. Para llevar a cabo esta actuación sería necesario prohibir los giros en la ronda hacia la avenida de Finisterre, lo que se considera factible porque son empleados por pocos vehículos y existen rutas alternativas para quienes las precisen

La eliminación del viaducto de la ronda de Nelle sobre el cruce con la avenida de Finisterre, una demanda histórica de los vecinos de esta parte de la ciudad, sería factible desde el punto de vista técnico sin ejecutar un túnel, según un estudio efectuado por el Concello. La demolición de este paso elevado, construido en 1978 para resolver la congestión que se producía en este punto, sería posible para dejar paso a un cruce semafórico siempre que se prohibiesen los giros a la izquierda desde la ronda de Nelle, según concluye el informe elaborado por los técnicos municipales, del que el Concello informó ayer a vecinos que demandan el derribo del viaducto.

Para llegar a esta conclusión, los técnicos tuvieron en cuenta el considerable descenso experimentado por el tráfico en la ronda de Nelle en los últimos años, especialmente en el sentido hacia Riazor, mientras que en la avenida de Finisterre la disminución del volumen de vehículos ha sido mucho menor.

La propuesta de reordenación del cruce plantea dos carriles por cada sentido en la ronda de Nelle y mantiene los ahora existentes en la avenida de Finisterre, donde hay uno por cada sentido excepto en el tramo desde Santa Margarita hasta este punto, en la que se dispone de dos en el sentido de subida.

La medida que plantea el estudio de suprimir los giros a la izquierda en la ronda hacia la avenida de Finisterre se considera posible porque esos desvíos son utilizados por un número reducido de vehículos en la actualidad y porque además existen recorridos alternativos. Para llevar a cabo esta solución sería necesario establecer una nueva programación de los semáforos en el cruce, además de instalar un nuevo paso de peatones en la avenida de Finisterre en sentido hacia la plaza de Pontevedra, poco antes de la intersección con la ronda de Nelle.

La construcción de un viaducto era la solución habitual en los años setenta para los puntos conflictivos para la circulación. Los problemas estéticos que creaban estas infraestructuras hicieron que con el paso de los años muchas de ellas fueran demolidas, como sucedió con la existente en la glorieta de Atocha en Madrid o en la Gran Vía de Vigo. En A Coruña el debate sobre el viaducto de la ronda de Nelle surgió hace una década a propuesta de los vecinos, ya que los vehículos pasan a corta distancia de las ventanas de los edificios.

Paso subterráneo

El Gobierno local de Francisco Vázquez planteó en 2007 la supresión del paso elevado y su sustitución por uno subterráneo, para lo que se llegó a presentar una maqueta con la se exponía la solución propuesta. El túnel se iniciaría a la altura de la entrada del parque de Santa Margarita en la ronda de Nelle con el fin de salvar la diferencia de pendiente existente con el tramo que continúa tras el cruce con la avenida de Finisterre, lo que suscitó las protestas tanto de vecinos como de comerciantes.

Para los críticos con ese proyecto, la construcción de un vial subterráneo supondría la separación del barrio en dos partes que quedarían incomunicadas, por lo que se opusieron a su realización. El desacuerdo vecinal con la solución presentada llevó al Gobierno socialista a desechar su puesta en marcha, por lo que el proyecto cayó en el olvido. La reactivación de la solicitud de una nueva ordenación para el cruce por parte de los residentes en la zona animó ahora al Ejecutivo de Marea Atlántica a estudiar la posibilidad de eliminar el viaducto, aunque sin la necesidad de recurrir a la construcción de un túnel, lo que el estudio técnico refleja ahora que es posible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Contenido patrocinado


Crecer dentro de la empresa. La formación como ventaja competitiva

Según un informe de PWC los profesionales más buscados son aquellos que apuestan por el reciclaje en nuevas habilidades

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es