15 de junio de 2018
15.06.2018
La Opinión de A Coruña

El servicio de socorrismo arranca con un contrato de urgencia por el recurso de una empresa

La impugnación de Move, la compañía que prestó el servicio los dos últimos años, suspende de forma cautelar la adjudicación a Top Rescue, que lo cubrirá de forma provisional hasta la resolución definitiva

15.06.2018 | 02:16
Un socorrista presta servicio en la playa de Riazor el pasado verano.

La suspensión cautelar de la adjudicación del servicio de socorrismo en las playas de A Coruña a la empresa Top Rescue por parte del Tribunal Administrativo de Contratación Pública, dependiente de la Xunta, ante el recurso presentado por otra compañía participante en el concurso, Move, ha obligado al Concello a contratar por la vía de urgencia y de forma provisional la prestación de esta actividad. Todos los arenales de la ciudad contarán así desde hoy mismo -fecha en la que debía comenzar el contrato- con socorristas, que además pertenecerán a Top Rescue, que aceptó este miércoles la oferta del Gobierno local de hacerse cargo del servicio hasta que el tribunal dictamine si la adjudicación realizada por el Concello fue legal. Esta misma propuesta le fue planteada a Move, que declinó aceptarla ante la imposibilidad de poner en marcha el servicio con solo 48 horas de antelación.

La resolución definitiva se producirá entre hoy mismo y comienzos de la próxima semana, ya que el tribunal se comprometió el miércoles a proporcionarla en el plazo de cinco días ante las circunstancias excepcionales que concurren en este caso, puesto que las playas de A Coruña deben contar con servicio de socorrismo desde el 15 de junio. Move rechazó ayer ofrecer información sobre su recurso ante el tribunal gallego.

El concurso convocado para prestar el servicio fue ganado inicialmente por la Federación de Salvamento e Socorrismo de Galicia, ya que su oferta fue la mejor valorada. Pero su renuncia a hacerse con el contrato llevó a que se le adjudicara a la empresa que tenía la segunda mejor valoración al analizarse sus propuestas técnicas y económicas, Top Rescue, cuya administradora única es también presidenta de la Federación de Socorrismo, lo que llevó al Concello a consultar la legalidad de esta adjudicación ante la alegación presentada por Move, la empresa que había ganado el concurso el año pasado.

La federación y Top Rescue manifestaron carecer de vinculación entre ambas a pesar de estar dirigidas por la misma persona, para lo que mencionaron jurisprudencia en la que se admite la posibilidad de que empresas con el mismo administrador puedan participar en concursos públicos sin que esta situación afecte a la libre competencia.

Pero Move también acusó a los otros dos concursantes de presentar oferta económicas que incurrían en una baja temeraria, para lo que argumentó que los costes laborales que incluían no se ajustan al segundo Convenio Colectivo de Instalaciones Deportivas y Gimnasios de Galicia. La Federación de Salvamento respondió que entendía que ese acuerdo no le es aplicable, aunque en caso de que lo fuera, mantendría su oferta económica. También Top Rescue contestó que ese convenio no puede ser aplicado en el socorrismo en las playas, actividad para la que además considera que no existe uno de carácter específico.

La mesa de contratación rechazó finalmente las alegaciones de Move al estimar que las otras dos empresas no incurrían en baja temeraria, para lo que aclaró que para calcularla solo se puede tener en cuenta el precio ofertado para prestar el servicio, según figuraba en el pliego de condiciones. Esta decisión implicó que el contrato le fuese adjudicado a la Federación de Salvamento e Socorrismo, aunque el 14 de mayo la entidad presentó la renuncia a hacerse cargo del servicio tras las consultas que efectuó a la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos y la Consellería de Economía e Emprego sobre el convenio que debe regir las relaciones laborales en el socorrismo en las playas.

Según la federación, no hay una "respuesta unánime y concluyente" sobre el convenio que debe emplearse, por lo que ante esa "incerteza" y el hecho de que sea una entidad sin ánimo de lucro, optó por retirar su oferta. Fue así como Top Rescue se hizo finalmente con la adjudicación del contrato, pero Move no se dio por satisfecha y recurrió esa resolución ante el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de nuevo con el argumento de la supuesta baja temeraria en la oferta económica.

El recurso, según fuentes municipales, supone la suspensión cautelar de la adjudicación. La Ley permite que en estos casos el servicio sea prestado de modo provisional por otra empresa que no hubiera participado en el concurso, aunque el tribunal no lo exigió y el Concello se lo ofertó a los dos participantes en el concurso.

El Gobierno local señala ahora que si el tribunal admite el recurso de Move, se pondrá en marcha el proceso para adjudicarle el contrato, pero mientras se desarrollan los trámites, Top Rescue seguirá prestando el servicio para evitar que las playas se queden sin el mismo. Si finalmente se confirma la legalidad de la adjudicación a Top Rescue, se formalizará como estaba previsto antes del recurso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es