30 de junio de 2018
30.06.2018

Astilleros Valiña entra en concurso al exigir un acreedor la deuda a través del juzgado

La empresa asegura que su viabilidad no está en juego y que negocia con el proveedor para abonar la cantidad, que cifra en menor de 300.000 euros

30.06.2018 | 01:52
Antiguas instalaciones de Astilleros Valiña en la dársena de Oza, hoy abandonadas.

La falta de entendimiento con un proveedor al que le adeuda una cantidad ha llevado al concurso de acreedores a Astilleros Valiña, empresa del sector naval que en la actualidad solo mantiene instalaciones en el polígono de A Grela. El Juzgado de lo Mercantil número 2 tomó esta decisión tras el requerimiento efectuado por la empresa a la que Valiña adeuda una cantidad que los responsables del astillero cifran en menor de 300.000 euros, por lo que niegan que esta situación ponga en peligro la continuidad, según informó Economía Digital.

Este mismo medio señala que la compañía atribuye la iniciativa de su acreedor a un desencuentro con el que trataba de llegar a un acuerdo sobre el pago, así como que ya negocia de nuevo con él para poner fin a esta situación.

El juzgado ya designó sin embargo un administrador concursal que tiene su domicilio en Oviedo y que será el encargado de recabar la documentación sobre las deudas que se pretendan reclamar a Valiña mediante este procedimiento, en el que se da a los acreedores el plazo de un mes para efectuar este trámite, según anunció ayer el Boletín Oficial del Estado.

Astilleros Valiña fue fundada en 1951 en As Xubias, donde se dedicó a la construcción y reparación de barcos, así como de piezas para los mismos. Abandonó su ubicación original en 2008 tras vender los terrenos a la inmobiliaria Isoman, que pretendía levantar un complejo residencial que no llegó a ponerse en marcha.

La empresa naval trasladó entonces parte de su actividad a los antiguos Varaderos de La Coruña, anteriormente Cercagrande, en la dársena de Oza, aunque la caída de los pedidos de barcos, a la que contribuyeron la crisis económica y la competencia de las empresas de otros países, hicieron que los carros de los varaderos tuvieran cada vez una menor ocupación.

Valiña permaneció en la dársena de Oza hasta 2014, año en que decidió no continuar con esa concesión de la Autoridad Portuaria, que ocupaba casi 22.000 metros cuadrados y que hoy se encuentra en un estado ruinoso. La empresa mantiene sin embargo su nave de A Grela, de 8.800 metros cuadrados de superficie, en la que dispone de talleres de mecanizado y calderería con los que elabora máquinas y equipos para el sector naval, aunque también para otro tipo de actividades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

LA OPINIÓN A CORUÑA te invita a disfrutar de la carrera más divertida del año. Responde a las preguntas y participa en el sorteo de 10 dorsales para la SAN SILVESTRE CORUÑA 2018, que se celebrará en A Coruña el 31 de diciembre.

esquelasfunerarias.es