22 de agosto de 2018
22.08.2018

Los autobuses de Tranvías registraron más de un accidente al día el pasado año

Los siniestros o incidentes se han reducido un 40% en siete años, una disminución que la empresa achaca a la elaboración del Plan de Seguridad Vial en 2015

22.08.2018 | 01:15
Choque entre un autobús y un vehículo, cuya puerta quedó destrozada.

El Plan de Seguridad Vial de la Compañía de Tranvías revela que el año pasado se produjeron en la ciudad 477 accidentes, la mayoría por colisiones y con terceros implicados. La cifra ha disminuido considerablemente en los últimos siete años, ya que en 2010 se registraron 794 siniestros. Entre las causas, además de los choques, destacan los golpes con marquesinas, caídas al subir o bajar del autobús y hasta alguna agresión física o verbal al conductor. En la mayoría de los casos, indican que la culpabilidad es ajena. Un 90% de los accidentes del año pasado se contabilizó en días no lluviosos

La Compañía de Tranvías registró el año pasado un total de 477 accidentes, la mayoría por colisiones de los autobuses con otros vehículos. Así lo expone en el análisis del Plan de Seguridad Vial, en el que se muestran datos de 2010, cuando la cifra anual de siniestros era de 794. Esta disminución, según la empresa, se debe al Plan de Seguridad Vial y su Sistema de Gestión.

►Tipos de accidente. La Compañía de Tranvías establece tres categorías entre los 477 accidentes contabilizados el año pasado. Los accidentes con terceros, que implican accidentes con otros vehículos y lesiones en pasajeros y terceros. El 80% de los siniestros son de este tipo. Los accidentes e incidentes internos, que en 2017 fueron 76. Se trata de aquellos que no implican daños a otros vehículos ni lesiones. Estos pueden suceder tanto en la vía pública como en las instalaciones de la empresa. Por último están los accidentes laborales, que suponen una lesión para el trabajador en el desarrollo de su trabajo. El año pasado se registraron 12.

Evolución. Aunque los datos revelan que en 2017 se produjo más de un accidente al día, la cifra ha disminuido considerablemente en la última década. Los siniestros se han reducido un 40% con respecto a 2010, cuando hubo 794 accidentes. La Compañía de Tranvías achaca esta disminución a la implantación del Sistema de Gestión de Seguridad Vial y a la elaboración del Plan de Seguridad Vial hace tres años. También se redujeron los accidentes con terceros.

►Causas. Para determinar las causas de los accidentes, la empresa elimina en su análisis los accidentes laborales por lo que el total quedaría en 465 siniestros. La mayoría de estos (182) se produjo por colisiones entre el autobús y otro vehículo. Una cifra que se ha reducido con respecto a 2016, cuando se contabilizaron 234 choques. El golpe del bus contra el poste de la parada o de la marquesina es otra de las causas más habituales, con un total de 60 siniestros de este tipo. En relación a los accidentes que afectan a los pasajeros, destacan los golpes al subir o bajar del autobús (42), los frenazos (23) y mareos o desmayos (26). Además, el año pasado se produjo una agresión física o verbal al conductor.

Culpabilidad. En más del 50% de los casos, la culpabilidad de los siniestros, tanto internos como externos, es ajena. De los 465 registros del año pasado, señala Tranvías, 253 fueron culpa de otros conductores o viandantes mientras que 148 fueron por causa propia de la Compañía. En más de un 10% de los siniestros no se ha podido determinar de quién es la culpa. Es la única cifra que ha aumentado con respecto al año anterior, de 41 a 64 accidentes sin conocer al culpable. Los siniestros tanto por causa propia como ajena han disminuido.

Otros datos. En su Plan de Seguridad Vial, la Compañía de Tranvías también ha hecho una comparación sobre los días y meses en los que más y menos accidentes se registran. Los siniestros se suelen concentrar en la parte central de la semana, siendo el miércoles el día con más accidentes. La empresa entiende que esto se debe a que los fines de semana se realizan menos servicios por lo que la probabilidad de que ocurra un siniestro disminuye. Los meses con menos accidentes con julio y agosto, que coinciden con el periodo vacacional escolar. Debido a que el estado de la cartera también influye, lo lógico sería que los días de lluvia se contabilizasen más siniestros. Sin embargo, es al contrario. El año pasado se registraron 423 accidentes en días no lluviosos y el resto, 42, fueron con el asfalto mojado. Unos datos que demuestran que durante los días con meteorología adversa se extreman las precauciones en carretera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es