11 de septiembre de 2018
11.09.2018

Los usuarios de la nueva residencia, reubicados en la Laboral hasta su apertura

La Universidade ofrece la antigua instalación de Acea de Ama a los alumnos con plaza y prevé que la obra finalice en un mes

11.09.2018 | 01:35
Obras, el pasado julio, en la residencia universitaria Elvira Bao.

La Universidade da Coruña (UDC) alojará momentáneamente en la antigua Laboral, en Acea de Ama, a los alumnos con plaza en la residencia universitaria Elvira Bao, que aún no ha abierto en su primer año pese a comenzar ayer el curso 2018-2019. La institución académica ha comunicado ya a los afectados que la empresa encargada de la obra en el centro Calvo Sotelo, en la calle Archer Milton Huntington, todavía no la ha entregado, por lo que ha optado por ofrecer la reubicación a los alumnos con plaza -21 según recoge la lista de admitidos- que lo deseen. Lo que no les ha aclarado la UDC es el tiempo que deberán permanecer en las instalaciones de Acea de Ama que les ofrece como alternativa, que hoy forman parte del IES Universidad Laboral de Culleredo. En torno a un mes, según admite a este periódico una afectada con la que ayer contactó la Universidad.

La UDC también ha informado a los alumnos con plaza en la nueva residencia que pueden solicitar una ayuda para el alojamiento mientras no ocupen sus habitaciones en la instalación de Calvo Sotelo, cuya obra financiada por la Diputación comenzó en junio del año pasado y ha sufrido algunos retrasos. Parte de los estudiantes en esta situación ha preferido recurrir a otra residencia o al alquiler en un piso de forma temporal mientras no tiene a su disposición las estancias del recinto público Elvira Bao, según ha podido saber este diario.

Un nuevo retraso en las obras ha impedido que el centro Calvo Sotelo habilite aún una de sus dependencias como residencia universitaria, que será la primera instalación de este tipo de la ciudad. De las 46 plazas ofertadas inicialmente por la Universidad, hubo 33 solicitudes en el período de inscripción, abierto en el mes julio, y diez solicitantes quedaron fuera de la lista provisional por errores en la documentación o por superar la renta máxima; otros dos renunciaron.

En octubre de 2015 se firmó el convenio entre Concello, Diputación y UDC para que el colegio Calvo Sotelo acogiera en un ala la residencia universitaria. El precio de una habitación doble es de 100 euros al mes para alumnos sin beca (165 con ayuda); la individual cuesta 130 (195 con aportación).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es