18 de septiembre de 2018
18.09.2018

La reforma del Remanso se alarga

El Gobierno local aseguró que el pabellón estaría en obras en junio pero, al ser financiado por fondos europeos, hay trámites adicionales - Patrimonio tardó cinco meses en dar luz verde

18.09.2018 | 02:05
Edificio de la desaparecida cafetería Remanso, en la plaza de Cuatro Caminos.

El proceso

  • Primera iniciativa. El Gobierno local del PP adjudicó un proyecto de reforma por 1,1 millones que fue anulado por Marea por no haber modificado previamente el plan general
  • Nueva actuación. El actual Ejecutivo cambió la normativa urbanística y redactó un nuevo proyecto presupuestado en 350.000 euros para que el recinto acoja actividades vecinales
  • Tramitación. Patrimonio tardó cinco meses en dar permiso para reformar el edificio y ahora Hacienda exige abundante documentación para conceder las ayudas europeas al proyecto

Más de tres años después del triunfo electoral de Marea Atlántica, que supuso un cambio en el proyecto de reforma de la antigua cafetería Remanso en Cuatro Caminos, el edificio sigue pendiente de su transformación en una instalación de uso municipal.

El Gobierno local se había marcado el objetivo, y así lo hizo público, de que las obras estuvieran en marcha el pasado mes de junio. En febrero contaba con el proyecto ya elaborado y supervisado, tan solo pendiente de que fuese autorizado por la Dirección Xeral de Patrimonio, ya que la ubicación del edificio en el Camino Inglés a Santiago hacía necesario ese trámite. Pero para contar con ese permiso hubo que esperar hasta el 10 de julio, fecha en que fue recibido en el Concello.

En los cinco meses transcurridos para comunicar esa decisión hay que tener en cuenta además que, según explicó Patrimonio a este periódico que el Comité Asesor do Camiño de Santiago no tuvo que elaborar un dictamen sobre esta actuación por no suponer "aumentos de volumen significativos", de forma que tan solo hubo que redactar un informe técnico cuyo resultado fue favorable.

Pero, una vez recibida esa autorización, aún queda otra barrera administrativa que superar. Los 350.000 euros en que está presupuestada la reforma de la antigua cafetería procederán en su mayoría de los fondos europeos DUSI y no de fondos propios, como se preveía en un inicio. Antes de que pueda abrirse la licitación, el Concello tendrá que presentar al Ministerio de Hacienda un informe en el que demuestre contar con la capacidad administrativa, financiera y operativa suficiente para cumplir las obligaciones establecidas para la recepción de estas ayudas. La concejalía de Participación Ciudadana trabaja desde el pasado mes de julio en la elaboración de estos documentos. Con ese permiso en la mano, aprobarán el proyecto pero tendrían aún que sacar a licitación la obra a través de un procedimiento abierto.

En una entrevista a este periódico, el concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela calificó de "bastante engorrosa" la documentación que exige ahora Hacienda para dar vía libre a la licitación. Ahora está en manos del área de Participación Ciudadana, que gestiona los fondos DUSI. Varela recordó que, a la llegada de Marea al Concello el PP había dejado ya adjudicada la reforma del edificio con un presupuesto de 1,1 millones, pero considera que esa actuación fue "ilegal" porque el proyecto se aprobó y adjudicó -lo vallaron en precampaña- sin efectuar previamente una modificación del plan general necesaria para la conversión de la cafetería en un equipamiento público municipal. Ya el BNG alertó en el pasado mandato sobre esta cuestión y destacó que el PP evitó dar el nombre de centro cívico a su proyecto para darle el de "quiosco cívico", con el que entendía que pretendía eludir un cambio en la normativa urbanística que retrasaría las obras.

Esa modificación comenzó a tramitarse durante este mandato en 2015 y concluyó en julio del año pasado, en el que también comenzó a elaborarse el proyecto de la nueva reforma. La demora en la licitación de las obras lleva ahora al BNG a plantear una serie de preguntas al Gobierno local sobre este asunto para conocer si se ha adjudicado el proyecto ante el tiempo transcurrido desde el cambio del plan general.

La respuesta municipal tendrá que detallar los pasos dados durante el último año para sacar adelante esta iniciativa, que pretende dotar a la antigua cafetería de dos salas polivalentes que puedan ser usadas por toda clase de colectivos y personas que las soliciten para actividades ocasionales o regulares. Cada uno de esos espacios, situado uno en la planta al nivel de la calle y otro en el sótano, tendrá entrada independiente y una superficie de ochenta metros cuadrados en los que también habrá un lugar para almacenaje.

La superficie construida del nuevo recinto municipal será de 3.836 metros cuadrados, aunque la útil de tan solo 283 metros, según figura en el proyecto, que prevé eliminar la cubierta acristalada a dos aguas y conservar la pérgola situada junto a la parada de los autobuses urbanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es