14 de octubre de 2018
14.10.2018

La creación de una oficina de vivienda

El pleno aprobó en abril una moción para asesorar a las familias afectadas por los desalojos pero la iniciativa todavía no se ha llevado a cabo

14.10.2018 | 01:02

Stop Desahucios se hizo hueco en el pleno municipal el pasado mes de abril. BNG, PSOE y Marea apoyaron una moción presentada de forma conjunta a propuesta de la plataforma contra desalojos y el protocolo de actuación en estos casos. Además de declarar A Coruña como ciudad libre de desahucios, lo que significa que el Concello no facilitará medios materiales y humanos para su realización a no ser que exista por medio una orden judicial, se comprometió a crear la Oficina Municipal de Vivenda, una iniciativa que tras seis meses de aquella sesión plenaria todavía no es una realidad.

En septiembre, Stop Desahucios solicitó al Gobierno local una reunión, en la que también quieren que estén presentes los bancos, para avanzar en la creación de esta oficina así como revisar la normativa municipal para introducir medidas que favorezcan la cohesión social y la atención a familias afectadas por una ejecución de la hipoteca o el alquiler. Desde la plataforma informan de que "aún no" han sido convocados para este trámite y continúan "insistiendo" en saber "qué está haciendo el Concello respecto a los compromisos de la moción aprobada".

Las funciones de esta oficina, según se aprobó en el pleno -con votos a favor de BNG, PSOE y Marea y la abstención del PP- serán informar, asesorar, mediar y proponer actuaciones en relación con procedimientos de desalojo por impagos. Con colaboración de los Servicios Sociales del Ayuntamiento y el área responsable de vivienda, se llevarán a cabo campañas informativas sobre los derechos de los inquilinos, propuestas de actuación, asistencia a familias afectadas y una página web para informar sobre los procesos de desahucio y sus salidas.

Además, el Gobierno local deberá solicitar que los poderes públicos definan el concepto de vivienda en estado de permanente desocupación, así como que se implanten medidas de fomento, fiscales, sancionadoras o de otro tipo para impedir estas situaciones. "En la ciudad hay más de 17.000 viviendas vacías que no salen al mercado. No puede ser", lamenta un funcionario del Servicio Común de Notificaciones y Embargos de A Coruña, Ángel Garmendia. Stop Desahucios también denuncia que, tras desalojos por impagos hipotecarios, "los bancos se quedan con las viviendas y las tienen paradas durante mucho tiempo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

esquelasfunerarias.es