20 de octubre de 2018
20.10.2018

La Fiscalía solicita doce años de prisión para el acusado de matar a su primo en Os Mariñeiros

El hombre, en prisión provisional desde noviembre del año pasado, cuando sucedió el crimen, acuchilló presuntamente varias veces a su familiar en la calle Pedreira Ríos

20.10.2018 | 02:00
Zona de la calle Antonio Pedreira Ríos donde sucedieron los hechos, el día del crimen.

La Fiscalía solicita doce años de cárcel para el acusado de matar a su primo en la madrugada del día 10 de noviembre del año pasado en la calle Antonio Pedreira Ríos. El procesado, de 54 años e iniciales A.C.L., está acusado de homicidio. El fiscal también pide que indemnice con 102.000 euros a la madre del fallecido, E.M.A.L., de 50 años, y con 105.300 a su pareja, con la que había iniciado los trámites para contraer matrimonio, según detalla en el escrito de calificación.

El Ministerio público sostiene que el encausado clavó un cuchillo en "repetidas ocasiones" a su primo a las 05.30 horas de aquel día y le ocasionó varias heridas en el tórax. Tres de ellas fueron las que más daño le infligieron, relata el escrito, ya que le afectaron al pulmón, el diafragma y a la aorta abdominal. La hemorragia abdominal masiva que sufrió la víctima le causó la muerte por shock hemorrágico, apunta el documento. El fiscal también destaca que el fallecido tenía heridas incisas en ambas manos, sufridas "al intentar defenderse de la agresión". La intención del acusado era, dice el escrito de calificación, "acabar con su vida o, en cualquier caso, aceptando la posibilidad de que muriera".

El hombre, en prisión desde su detención, pocas horas después de los hechos, declaró ante la Policía que había consumido alcohol y drogas durante las horas anteriores. Su primo, que acudía a trabajar en la lonja, discutió con su familiar antes del ataque, según el relato de los vecinos y, pese a que cuando llegó la Policía Local estaba vivo, falleció antes de que llegaran los servicios de emergencia.

Además de la pena de cárcel, la Fiscalía provincial también pide una indemnización para la pareja de la víctima de 90.500 euros por daño moral, de 14.400 euros por el perjuicio económico provocado y 400 euros por los gastos derivados del fallecimiento. La madre, que sufre limitaciones físicas y una precaria situación económica por la que su hijo le prestaba asistencia, percibiría 102.000 euros por el daño moral causado por el asesinato. El acusado también deberá, según el fiscal, abonar las costas procesales y pide que se acuerdo el comiso del cuchillo intervenido durante el arresto, que tenía restos de sangre.

Los doce años suponen una pena intermedia de lo que contempla el artículo 138.1 del Código Penal con respecto a la condena por homicidio, que plantea una horquilla entre diez y quince años.

El acusado tiene antecedentes, según expone el escrito de calificación, por una sentencia firme de febrero de 2016 por un delito de lesiones agravadas que le supuso una pena de dos años de cárcel. Ahora mismo, en prisión provisional, lleva menos de un año, desde el 10 de noviembre, tras prestar declaración ante la jueza de Instrucción número 2, que estaba en funciones de guardia en aquella jornada.

El hombre fue arrestado por la Policía Local, que, desde el lugar del crimen, se trasladó a la ronda de Outeiro donde, a la altura de la calle Luis de Camoens, un operario del servicio de limpieza le indicó que había visto a un hombre corriendo en dirección a la calle Almirante Mourelle. Los agentes finalmente lo encontraron escondido en unas galerías cercanas. También en el entorno, en un contenedor, encontraron el cuchillo con el que presuntamente se cometió el homicidio y una chaqueta reflectante que, según el empleado de limpieza, portaba cuando huía de la escena del crimen.

El entonces detenido fue trasladado a la Casa del Mar para realizarle análisis que determinaran si estaba bajo los efectos del alcohol y las drogas. En su declaración en el cuartel de la Policía Nacional de Lonzas y, posteriormente, en sede judicial, el hombre insistió que había salido de fiesta esa noche. Antes del acuchillamiento, los vecinos de la calle Antonio Pedreira Ríos habían escuchado gritos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Protagonistas de Actualidad


"Los graduados sociales tenemos mucho que ofrecer a la sociedad"

Susana Soneirapresidenta del Colegio de Graduados Sociales de A Coruña y Ourensehace balance de este último año y habla sobre los futuros proyectos y retos que el Colegio afrontará con la llegada de 2020


 

esquelasfunerarias.es