01 de noviembre de 2018
01.11.2018

Los 304 nichos de San Amaro instalados en 2007 se demolerán al carecer de permisos

Las obras del cementerio se efectuaron sin que el Concello solicitará las autorizaciones necesarias de Patrimonio y Sanidade

01.11.2018 | 01:25
En la imagen, zona del cementerio situada junto al paseo marítimo en la que se hallan los nichos que serán demolidos.

El mismo día en que se cumplían once años de su inauguración, el Gobierno local anunció la demolición de los 304 nichos del cementerio de San Amaro que fueron construidos en la zona que limita con el paseo marítimo. Esta zona de enterramiento, concluida en 2007, nunca llegó a utilizarse debido a que no contaba con las autorizaciones de Patrimonio, que debe garantizar la conservación del camposanto debido a que es un Bien de Interés Cultural, y de Sanidade, que regula las aperturas de este tipo de instalaciones.

El Gobierno local justifica ahora su derribo porque "no son acordes con el valor del entorno" y porque su construcción "fue paralizada porque no se adecua a la normativa". Los nichos fueron promovidos por el Gobierno local presidido por el alcalde Javier Losada en una parcela anexa al cementerio de 2.578 metros cuadrados, en la que también se construyó un edificio para albergar las nuevas oficinas municipales del recinto.

Pero esta actuación era solo la primera parte de un proyecto dotado con 2,5 millones de euros que pretendía crear 1.645 nuevos nichos y 3.000 ceniceros, así como terminar el cierre del cementerio en esta zona. La iniciativa quedó paralizada en cuanto las autoridades autonómicas comprobaron que no se les había solicitado permiso para llevarla a cabo, de forma que no solo no se usaron, sino que tampoco se completó el proyecto original.

Durante el resto del mandato de Losada no se trató de legalizar estos nichos, mientras que a partir de 2011 el Gobierno local del Partido Popular no tomó ninguna decisión sobre ellos. El de Marea Atlántica incluye ahora su demolición dentro de un plan para mejorar los cementerios de San Amaro, Oza y Feáns, ya que el lugar que ocupan ahora los nichos dejará paso a una zona ajardinada y pavimentada que sirva de mirador sobre el mar. La obra tendrá un coste de 240.000 euros.

También en San Amaro se demolerá la sala de recepción para realizar esta función en la antigua sala de autopsias, del siglo XIX, que será reformada mediante una inversión de 415.000 euros. En el mismo cementerio se repararán las cubiertas de una parte de los nichos y se reformará la entrada por la calle Rafael Baixeras, donde se retirará un recinto que alberga contenedores de basura que perjudica la visión del monumento a los mártires de la huelga general de 1901.

La concejalía de Medio Ambiente adjudicará en breve además el contrato de mantenimiento de los cementerios de Feáns, Oza y San Amaro, que hasta ahora carecen de este servicio. Los 150.000 euros anuales que se destinarán a esta labor permitirán conservar las cubiertas, así como limpiar y mantener las instalaciones. En Feáns se inicia ahora la construcción de 76 nichos y 49 ceniceros como parte de un proyecto para 1.484 nichos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es