01 de noviembre de 2018
01.11.2018

El escultor coruñés Enrique Tenreiro pinta una paloma de la paz en la tumba de Franco

El artista, al que investiga la Guardia Civil, define su 'performance' difundida en una grabación como "una acción por la libertad robada a nuestros padres y abuelos"

01.11.2018 | 01:25
El escultor coruñés Enrique Tenreiro pinta una paloma de la paz en la tumba de Franco
Enrique Tenreiro, agarrado por un guardia de seguridad frente a la pintada en la tumba de Franco.

La frase Por la libertad, pintada en rojo, acompaña el dibujo de una paloma de la paz, trazado con el mismo color, que un hombre realizó ayer sobre la lápida de la tumba de Francisco Franco en la Basílica del Valle de los Caídos. El autor de esta acción es el escultor coruñés Enrique Tenreiro, al que la Guardia Civil identificó e investiga tras ponerlo en libertad, según informó el instituto armado. El acto, descrito por el artista como una "acción protesta" y también como una "acción artística" en un mensaje difundido más tarde, fue grabado en vídeo por el periodista ourensano Pedro Armestre con la intención de ser difundido en redes sociales y medios de comunicación.

En la grabación se observa a Tenreiro situado frente a la lápida. Tras apartar las flores sobre la tumba de Franco dibuja con pintura roja una paloma de la paz con el lema Por la libertad. Al ser apartado por un agente de seguridad que se dirige a quien graba el incidente y le pide que no tome imágenes, el artista dice en voz alta: "Por la libertad y la reconciliación de los españoles, para que no haya ningún bando vencido". Tras ser reprendido por los visitantes de la Basílica, Tenreiro responde: "No estoy en contra de la unidad de España, pero Franco mató a muchísima gente".

El escultor coruñés justifica su acción, que denomina performance, en un documento escrito horas antes en El Escorial y hecho público después. "No pretendo hacer daño a la familia [de Franco] ni a sus seguidores, lo que quiero es un espacio de libertad por la libertad robada a la generación de nuestros padres y abuelos. Es mi pequeño grano de arena que espero sirva para aliviar el dolor de los perdedores de una Guerra Civil que no debería haberse producido".

"Yo mismo vengo de abuelos implicados en los dos bandos -razonó Tenreiro en el mismo texto- y tengo la idea (si cabe ingenua) de que esto ayude a cerrar la herida que mucha gente guarda en sus corazones. Y repito, por último, que esta pequeña acción de libertad es por la libertad robada a nuestros padres. Ojalá algún día no exista más rencor por el pasado reciente".

Enrique Tenreiro, de 49 años, expone en la galería coruñesa Artby's, que ayer expresó su desvinculación de movimientos o performances de clave política. Pertenece a una familia de arquitectos y artistas, entre ellos Antonio Tenreiro Rodríguez (1893-1972), autor del mercado de San Agustín; el pintor Antonio Tenreiro Brochón (1923-2006); y el dibujante Jaime Tenreiro (1955-2018). El escultor Enrique Tenreiro se ha especializado también en realizar performances provocativas de carácter reivindicativo. Por la plaza de María Pita caminó a pecho descubierto y con una cruz para denunciar el gasto de la Xunta en la Ciudad de la Cultura. También se tumbó a tomar el sol en bañador y toalla en Los Cantones y en pleno Times Square de Nueva York. "Me permito el lujo de hacer un poco lo que me da la gana", comentaba ayer, unas horas después de abandonar el Valle de los Caídos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es