07 de noviembre de 2018
07.11.2018

Una docena de detenidos en la investigación por prostitución en la zona de Os Mallos

Los agentes que investigan redes de inmigración ilegal registraron una vivienda de la ronda de Outeiro - Denuncias vecinales pudieron alertar a la Policía Nacional

07.11.2018 | 01:32
Portal del piso en el que se hicieron las detenciones.

Doce personas han sido detenidas hasta ahora por la Policía Nacional en el desarrollo de una operación contra la prostitución tras efectuar ayer un registro en una vivienda de la ronda de Outeiro en el cruce con la avenida de Os Mallos. El dispositivo policial, que se instaló en la zona sobre las 9.00 y permaneció unas dos horas en el lugar, lo llevó a cabo la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (Ucrif), perteneciente a la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras.

Varios agentes entraron en un piso del número 152 de la ronda de Outeiro a primera hora de la mañana y tras registrar su interior salieron a la calle hacia los coches policiales cargados con una caja y con dos personas detenidas, de las que no ha trascendido su identidad ni nacionalidad; al menos una de ellas era una mujer. En el transcurso del día se practicaron otras diez detenciones. La investigación continúa abierta, apuntan fuentes de la Policía Nacional.

La Brigada de Extranjería suele ser la unidad policial que se dedica a perseguir delitos relacionados con la explotación sexual, en ocasiones en colaboración con instituciones u organismos como la Subdelegación del Gobierno o Inspección de Trabajo. También denuncias y avisos vecinales permiten a la Policía Nacional seguir la pista de actividades ilegales vinculadas a la prostitución.

La Ucrif interviene en estas operaciones al estar involucradas mafias organizadas que tratan con mujeres de nacionalidad extranjera que generalmente residen de manera ilegal en el país, a donde en muchas ocasiones han llegado engañadas con falsas promesas laborales, y a las que obligan a ejercer la prostitución.

Fuentes policiales precisan que la prostitución bajo amenazas o coacciones y organizada mediante trata de seres humanos se ha trasladado en los últimos años de los clubes de alterne a las afueras de la ciudad y en otros ayuntamientos a pisos urbanos, aunque los locales de carretera siguen existiendo. En la mayoría de estos establecimientos, así como en las viviendas particulares, las mujeres que ejercen la prostitución están en situación ilegal en el país y proceden de países de Europa del Este, Sudamérica y África. En ocasiones su situación ilegal a conocimiento de Trabajo, cuando no es alguna mujer quien por iniciativa propia la denuncia, lo que suele propiciar la activación de una investigación policial.

Las mismas fuentes apuntan que en los últimos años la Brigada de Extranjería ha llevado a cabo operaciones contra la prostitución en diversos locales y lugares de la provincia en colaboración con otras comisarías, pero que dispositivos como el que ayer se organizó en el barrio de Os Mallos para registrar una vivienda no son habituales en la ciudad. La presencia de personas entrando y saliendo del portal a horas intempestivas o la realización de actividades sospechosas pudo haber alertado a los vecinos del inmueble registrado, quienes trasladaron la información a la Policía Nacional para que se investigase un posible delito de prostitución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es