12 de noviembre de 2018
12.11.2018

El Ayuntamiento y los promotores negocian el plan para urbanizar el entorno de San Amaro

La junta de compensación ha presentado el proyecto, que prevé la construcción de edificios entre el cementerio y la residencia de mayores y que incluye el adecentamiento de la bajada a la playa

12.11.2018 | 01:05

Los barrios de A Coruña están salpicados por decenas de zonas sin urbanizar, en muchas ocasiones foco de críticas vecinales y normalmente asociadas a polígonos de viviendas sin comenzar. En el Dillo ti de Monte Alto, celebrado el sábado en el centro cívico, volvió a salir a la palestra de los más llamativos, por su visibilidad, al lado del paseo marítimo. Son las zonas situadas entre el cementerio, la residencia de ancianos y la bajada a la playa de San Amaro. Los vecinos volvieron a pedir a los responsables municipales el adecentamiento del lugar pero, al estar vinculado al desarrollo de un polígono, son los promotores con intereses en el área los que deben abordarlo. El concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, informó en el encuentro de que, tras dos años de negociaciones, los propietarios han presentado un proyecto de urbanización y están "evaluando a ver si se puede ejecutar".

Los terrenos siguen sin adecentar a pesar de que el ordenamiento para construir en esta zona tiene ya veinte años: procede del plan general de 1998 y fue incorporado al plan general del 2013. No está ejecutada la urbanización pero tampoco los edificios que les permite el PGOM. Los bloques de pisos se dispondrían rodeando los edificios que actualmente existen entre el cementerio y la residencia, al borde del paseo marítimo. El plan general permite nueve alturas en los edificios que prolongarían hacia el mar las manzanas existentes y también nueve pisos para una composición en forma de herradura que cubriría todo el descampado que hay frente a la residencia bajando por la calle Fuente de San Amaro. "Es más edificabilidad y densidad de la que debería", opinó Varela.

El plan de urbanización serviría para convertir en zonas verdes y viales espacios que hoy están sin control y que generan los lamentos de los vecinos. Una vez ejecutados, quedarían en manos del Ayuntamiento. La junta de compensación, que agrupa a los propietarios, también está obligada a urbanizar la bajada a la playa de San Amaro, que hoy llama la atención por la sensación de abandono y sus problemas de accesibilidad. Según explicó el concejal en el Dillo ti, tras dos años de negociaciones, los propietarios han presentado un proyecto. "Lo estamos evaluando a ver si se puede ejecutar", concluyó Xiao Varela, que relató que tenían intención de revisar el plan y rebajar los derechos para construir en la zona si la junta seguía poniendo pegas a presentar el diseño. Una vez pactado, tendrá que pasar un periodo de exposición pública.


Haz click para ampliar el gráfico

O Castrillón

Este plazo de alegaciones ya se ha acabado para otro proyecto de urbanización, el polígono Fariña Ferreño, en O Castrillón, que permitirá abrir, entre otras cuestiones, nuevos viales entre la avenida de A Pasaxe y el barrio, en una zona que hoy también se ve desatendida y cuya ejecución podría mejorar la circulación en el barrio. La previsión es construir doce edificios. Hay también suelo reservado para equipamientos, donde los vecinos de O Castrillón quieren que la Xunta construya la residencia de mayores que planifica en Eirís.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La flautista de Sanagustín

El jefe de Fotografía de La Opinión A Coruña, Víctor Echave, lanza en su blog la serie 'Campaña (tienda de)', con algunas de sus mejores imágenes de la carrera electoral en A Coruña

esquelasfunerarias.es