13 de noviembre de 2018
13.11.2018
La Opinión de A Coruña

Funcionarios recogen firmas para exigir que se paralice el concurso de traslados

La protesta pide que la convocatoria, que pondría fin a las comisiones de servicio, se haga en una única fase - El Gobierno local defiende que las bases fueron pactadas

13.11.2018 | 01:05
Fachada de María Pita, desde una ventana.

Decenas de funcionarios comenzaron a firmar ayer una solicitud dirigida al alcalde que, al margen de los sindicatos, pide la paralización del concurso de traslados en el Ayuntamiento de A Coruña, el primero en diez años, que pretende poner fin a las comisiones de servicio. El documento, promovido por un grupo de trabajadores afectado, demanda que se realice en una misma fase y no en dos, como está previsto y con la primera de ellas a punto de convocarse. El Gobierno local recuerda que las bases reguladoras fueron negociadas con los sindicatos, que son los interlocutores establecidos, y que fueron aprobadas por todos, a excepción de la CIG, que tiene intención de llevarlo a los tribunales, entre otras cuestiones, por no convocarse de manera unitaria.

La recogida de firmas funcionarial, que pasó ayer por la mayoría de concejalías, llega después de que el juez haya anulado, en una sentencia, unas 150 comisiones de servicio caducadas, que se han ido acumulando desde la última convocatoria del concurso de traslados, que permite a los funcionarios moverse dentro de la propia administración y cambiar de puesto a través de una convocatoria regulada que valore sus méritos. Las comisiones de servicio son discrecionales y no se pueden prolongar más de dos años. Las que han sobrepasado este tiempo han sido las que ha anulado la sentencia, que el Concello recurrirá, tras una denuncia de la CIG.

La provisión de puestos de trabajo afecta a unos 450 puestos. ¿Por qué en dos fases? El Gobierno local comunicó a los sindicatos que lo haría así dado que es tal el volumen de afectados que un cambio masivo de puestos podría perjudicar al normal funcionamiento. La CIG anunció que intentaría paralizar el concurso en los tribunales al entender que hay que convocar todos los puestos a la vez. El resto de sindicatos, con los que sí se pactaron las bases, también solicitaron lo mismo por escrito.

El problema de esta doble convocatoria y que ha generado una nueva protesta a través de la recogida de firmas -de la que ningún sindicato se hace responsable- es principalmente para parte de los funcionarios de nivel C, que, resumidamente, podrían optar a plazas de ambas convocatorias. Con la recogida de firmas se demanda, en una argumentación dirigida al alcalde, "que se deje sin efecto la convocatoria" del concurso y que se realice la convocatoria "en una única fase en la que se oferten todos los puestos vacantes y presupuestados, desde el grupo A1 hasta el grupo AP" con la "finalidad" de "permitir que todos los funcionarios de este ayuntamiento opten a la totalidad de los puestos que sean adecuados a su grupo y en definitiva no provocar situaciones injustas, como ocurriría de otro modo".

Fuentes del Gobierno local señalan que es "normal" que después de casi 10 años "sin convocarse un concurso de traslados en un Concello haya recursos, ya que se pueden dar situaciones muy diversas entre el personal a lo largo de este tiempo". Defiende que las bases "tienen que ser negociadas con los sindicatos" y, en el caso de este concurso, fueron negociadas y aprobadas por todos menos por la CIG.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es