16 de noviembre de 2018
16.11.2018
La Opinión de A Coruña

El Concello reducirá su deuda en 15 millones con el superávit al no poder dedicarlo a obras

La norma estatal impide al Gobierno local afrontar inversiones con esta partida por incumplir el período de pago a proveedores - La oposición carga contra esta gestión

16.11.2018 | 02:21
El alcalde y la concejala de Facenda, a la entrada de un pleno municipal.

El Concello destinará 15,1 millones de euros del superávit del año pasado a amortizar deuda. Así lo anunció ayer la concejala de Facenda, Eugenia Vieito, tras explicar que, como informó la pasada semana este diario, no se puede destinar esta cantidad a inversiones en obras por el incumplimiento del período medio de pago a proveedores en poco más de tres días en septiembre, último dato conocido. La edil avanzó que se inicia la tramitación del cambio en el presupuesto de este año con la confianza de que pueda sufrir una modificación y ejecutar obras finalmente si en noviembre se cumplen los 30 días de máximo para abonar las facturas.

Vieito achacó la imposibilidad de que el Ayuntamiento pague dentro de plazo al cambio introducido por el Gobierno central en abril en la fórmula para calcular este dato. Con motivo de una normativa europea, el Ejecutivo estableció que un recibo cuente como impagado desde el momento en que se registra y no a los 30 días, como hacía anteriormente. El propio Estado, reprochó la edil, incumple esta premisa. El retraso en el visto bueno del pleno al pago de una factura de recogida de basuras y otra del IMCE, de más de dos millones en total, dijo la concejala, también afectó a la incapacidad del Gobierno local para afrontar las llamadas Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS).

El alcalde, Xulio Ferreiro, también afirmó que "todos los Concellos están teniendo más problemas que antes". Si se mantuviera el anterior cálculo, añadió, el plazo se cumpliría desde hace dos meses. Aún así, el regidor confía en la "última oportunidad" del dato de noviembre para poder sacar adelante las inversiones, que ya se habían esbozado con el visto bueno de los socialistas en el mes de marzo y que incluían mejoras en las calles, plazas, centros educativos, alumbrado e instalaciones deportivas.

El PP, a través de su portavoz, Rosa Gallego, reclamó la dimisión de la responsable de Facenda por haber "perdido" estas obras en los barrios y la acusó de "desidia e ineficacia". El portavoz socialista, José Manuel García, calificó de "muy mala noticia" la imposibilidad de realizar las inversiones pactadas y no creyó "razonables" las explicaciones. La edil del BNG, Avia Veira, lamentó una noticia que perjudica a "barrios necesitados de inversión pública" y aseguró que la "disculpa" del alcalde "no se sostiene". Ciudadanos denunció la "incapacidad y la mala gestión" del dinero público por el Gobierno local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es