24 de noviembre de 2018
24.11.2018
La Opinión de A Coruña

Más detalles de la redada de San Xosé: una "narcosala" en condiciones "deplorables" y palizas a los consumidores

La Policía Nacional señala que docenas de personas acudían diariamente a comprar droga a las casas ruinosas, más los fines de semana

24.11.2018 | 13:19
Más detalles de la redada de San Xosé: una "narcosala" en condiciones "deplorables" y palizas a los consumidores

La Policía Nacional ha ofrecido esta mañana mas detalles de la redada antidroga en las casas de San Xosé, que bautizaron con el nombre de 'operación Margen'. En una nota de prensa, eleva el número de detenidos a nueve, dos menores, aunque solo cinco pasaron a disposición judicial. Tres fueron enviados ayer a prisión por el juzgado que instruye la causa. Según la Jefatura Superior de Policía de Galicia, hasta el lugar acudían diariamente docenas de consumidores, a pie y en vehículo, desde todos los puntos de la ciudad y municipios limítrofes, para adquirir su dosis diaria de droga. Cuando entraron, relatan, había cuatro personas fumando una sustancia estupefacientes en un cuarto en condiciones insalubres "habilitado como narcosala". La Policía Nacional informa de que la familia que fue detenida llegaba a agredir a compradores "que estaban descontentos con la calidad de la sustancia estupefaciente que les habían vendido".

La nota de prensa indica que la operación se inició en enero de este año. La Unidad de Prevención y Reacción de la Comisaría Provincial estableció un dispositivo de seguridad y control en el lugar, para comprobar si existía venta al pormenor de sustancias estupefacientes, una situación denunciada desde hace años por vecinos del entorno, tanto de A Coruña como de Arteixo. La Policía Nacional señala que diariamente se acercaban al lugar "docenas de consumidores, cifra que se multiplicaba los fines de semana". Con posterioridad, la Policía Judicial se hizo cargo de la investigación.

El clan estaba encabezado por una mujer, señalan. Su hija y la pareja de esta acudían a diario a las casas ruinosas con la droga ya preparada en papelinas para su venta. Otros miembros del clan que resultaron detenidos "tenían asignadas labores de vigilancia y seguridad. Los dos detenidos menores de edad, afirma el comunicado, "colaboraban en la comisión del delito bajo las órdenes de la jefa de la organización, que era la abuela de uno de ellos". La venta de droga se realizaba a través de una ventana de la cocina de la vivienda en la que residían los jefes de la organización, con un "enrejado exterior de seguridad" sobre el que realizaron un hueco para las transacciones para "evitar el contacto con los compradores".

En la "narcosala", con condiciones "deplorables" para con "suciedad y humedad" solo podía consumirse la droga "fumada". "Si los consumidores querían drogarse por vía intravenosa, tenían que salir a una casa situada al lado y que estaba en estado ruinoso", describe la Policía Nacional. Allí, los agentes se encontraron restos de jeringuillas y otros útiles de consumo.

En total, se practicaron seis registros domiciliarios. En la casa de la jefa del clan se encontraron más de 5.100 euros en billetes pequeños, papelinas preparadas para vender, 20 gramos de heroína y 20 gramos de cocaína. Había además dos escopetas de aire comprimido. Los policías indican que no acumulaban muchas sustancias en el domicilio para "minimizar los riesgos ante un eventual controlo policial o registro domiciliario".

Un día después de la redada, detuvieron a otras dos personas miembros de la organización. La investigación está instruida por el juzgado de Instrucción número 7 de A Coruña. Del total de los nueve detenidos, cinco pasaron a disposición judicial y el juzgado decretó el ingreso en prisión de tres de ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es