30 de noviembre de 2018
30.11.2018

El Ayuntamiento y la Xunta se disputan la propiedad de la actual estación de autobuses

El Gobierno gallego reivindica un documento en el que el Estado le cede la titularidad - El Concello defiende como suyo el suelo, que pretende quedarse después de la mudanza a San Cristóbal

30.11.2018 | 01:21
Estación de autobuses de A Coruña.

Una vez que se resuelvan las diferencias que permitan construir la estación de San Cristóbal, queda por despejar una incógnita: qué pasará con los 74.000 metros cuadrados que ocupa la actual estación de buses y su entorno. El plan general de 2013 prevé un parque que salva la diferencia de cotas entre Caballeros y A Cubela, además de la venta de terrenos para la construcción de dos torres, una de 16 pisos y otra de 8. Con el ingreso por la operación inmobiliaria, planificada en el convenio que firmó Javier Losada con Adif en 2009, se obtendría financiación para que el Ayuntamiento construyese la estación de autobuses en San Cristóbal, que ahora hará la Xunta. El Gobierno gallego, que es propietario del edificio, reivindica también la titularidad del suelo

El Ayuntamiento y la Xunta difieren sobre quién es el propietario de las parcelas de la actual estación de autobuses, que quedará liberada en los próximos años con el traslado de la terminal de transporte colectivo por carretera a San Cristóbal. El Concello sostiene que la titularidad es suya y que así lo reflejan las referencias catastrales. En el convenio firmado con Adif en 2009 para el desarrollo de la intermodal, incluido en un plan general que fue visado por la Xunta, se incluye la venta de estos terrenos para obtener recursos para financiar la intermodal. El Gobierno gallego argumenta que dispone de un documento antiguo de cesión por parte del Ejecutivo central. Fuentes autonómicas indican que la Consellería de Facenda es la que tiene que resolver la discrepancia.

La diferencia de criterio queda reflejada en sendos convenios para el desarrollo de la intermodal que proponen, por separado, el Concello y la Xunta, y que tienen que firmar con Adif para el desarrollo de la nueva terminal de San Cristóbal. En la redacción municipal, el Ayuntamiento prevé "modificar por mutuo acuerdo" el contrato de gestión de servicios públicos de la actual estación de autobuses, ya que el edificio es propiedad de la Xunta, y su concesionario, encargado de la gestión, es el Ayuntamiento coruñés, que pasaría a explotar la nueva terminal. En ese mismo punto refleja que, una vez trasladados los autobuses a la avenida de A Sardiñeira, quedaría "desde ese momento en pleno dominio del Concello la parcela de la actual estación de autobuses, con las edificaciones e instalaciones existentes en ellas".

La propuesta de convenio de la Xunta, redactado sobre la oferta municipal, cambia el texto "modificar por mutuo acuerdo" el traspaso de gestión por "estudiar la posibilidad de modificar", lo que deja en el aire que el Concello explote la nueva estación de autobuses, como ocurría anteriormente y como ocurre en el resto de ciudades. En segundo lugar, suprime íntegramente la referencia a que la parcela y el edificio pasen a manos municipales.

La titularidad del suelo no había estado hasta este momento sobre la mesa. De hecho, el convenio anterior de 2009 para la intermodal, firmado por Adif y el Concello, pero no por la Xunta porque aún no había asumido la construcción de la terminal, incluye los terrenos de estación de A Cubela como parte de una operación municipal inmobiliaria: el Concello vendería las parcelas a constructores y obtendría recursos para financiar la terminal de autobuses. Este convenio quedó incluido en la versión definitiva del plan general municipal, visado por la Consellería de Medio Ambiente en mayo de 2013.

La operación de 2009 quedaba supeditada a la "concertación que se realice con la Xunta", como propietaria del edificio de la actual estación. El futuro de la zona siempre ha estado en entredicho. El plan general permite la construcción en el lugar de una gran torre de 16 alturas y de otra menor de ocho. Además, planifica un parque central para salvar la diferencia de cota y un terreno para un equipamiento municipal de más de 9.000 metros cuadrados.

Durante la campaña de 2015, el ex alcalde Carlos Negreira garantizó la ejecución de ese parque y un edificio de usos múltiples, que bautizó como La Estación. El actual Gobierno local prometió estudiar la propuesta de la Policía Local de trasladar el cuartel a la terminal, noticia que recibió con indignación Ethel Vázquez por haberse enterado por los medios de comunicación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es