30 de noviembre de 2018
30.11.2018

El Concello habilitará este invierno diez pisos para personas que duermen en la calle

Facilita las viviendas a través del programa Housing First - Xustiza Social cifra en 18 el número de personas sin hogar que a diario solicitan ayuda para pasar la noche

30.11.2018 | 01:21
Dos personas, en un cajero de un banco junto a un saco de dormir.

El Concello, a través de la concejalía de Xustiza Social, abrirá este invierno, con la previsión de que sea antes de que termine el año, diez viviendas de alquiler a personas sin hogar que duermen a la intemperie. Este es el propósito del programa Housing First, impulsado por el Ayuntamiento mediante un convenio con Provivienda y la concesión de una ayuda de 67.000 euros para que la entidad proporcione una decena de pisos de alquiler a personas que viven en la calle sin que se les exija previamente cumplir objetivos de integración social.

Diez de estos beneficiarios podrían figurar entre las 18 personas de media que en la actualidad acuden cada día a los Servicios de Atención a la Dependencia del Concello, fundamentalmente en busca de un lugar donde resguardarse para pasar la noche. Este dato lo facilita la concejal de Xustiza Social, Silvia Cameán, quien precisa que en su mayoría son hombres y que suelen dormir en cajeros o en bajos abandonados. "Esta tendencia no quiere decir que las mujeres estén en situación compleja, pero ellas tienen más redes para evitar caer en el riesgo de exclusión que supone la situación de calle", comentó la edil en Radio Coruña, donde circunscribió la habilitación de las diez viviendas de alquiler al método Housing First.

Provivienda consiguió en los últimos cuatro meses disponer de este número de pisos, ya que desde que en abril empezó a través de un tasador a contactar con propietarios dispuestos a ceder sus viviendas para el plan solo había logrado una hasta agosto. En los meses siguientes otro equipo profesional del mercado inmobiliario obtuvo más alquileres y ahora el Concello los facilitará a usuarios sin hogar tras haber conseguido todos los pisos.

El centro de baja exigencia Abeiro es otra de las soluciones que la administración local ofrece al colectivo de personas sin hogar y que incluye en el dispositivo contra el frío que acaba de iniciar para proporcionar alojamiento nocturno a quien duerme en la calle. Cameán comentó también ayer que el Concello ha enviado a la Comisión de Ayudas de la Unión Europea el plan del segundo centro de baja exigencia con el que contará la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es