10 de diciembre de 2018
10.12.2018

Solo tres de cada 100 personas usan transporte público para moverse entre A Coruña y Ferrol

Tras dos presupuestos con medio millón para el tren sin ejecutar, Fomento aún no ha sometido a evaluación ambiental el 'bypass' de Infesta que acortaría el viaje - La plataforma vuelve a movilizarse

10.12.2018 | 01:37
Estación de tren de San Cristóbal.

El corredor A Coruña-Ferrol registra más de doce millones de desplazamientos al año y la autopista es la reina. La movilidad en el arco ártabro está consagrada al vehículo privado. Según los datos que maneja la Xunta, un 97,3% se mueve en coches particulares. Ni tren ni autobús. El transporte por ferrocarril, condicionado por la falta de frecuencias y horarios que los potenciales usuarios ven inútiles, es la más testimonial. El Ministerio de Fomento prometió hace justo un año que, durante 2018, sometería a evaluación ambiental las alternativas que maneja para la variante de Betanzos. Por el momento, nada se sabe. La Plataforma en Defensa do Tren retoma esta semana las movilizaciones para denunciar la inacción de las administraciones a la hora de atender la demanda de un tren de cercanías que dé servicio al más de medio millón de personas que viven en torno a la línea férrea por las comarcas de A Coruña, As Mariñas, Eume y Ferrolterra.

Según los datos de la demanda recogidos por la Xunta en su propuesta de mejora de la línea A Coruña-Ferrol, el vehículo privado copa los desplazamientos. En cuanto al transporte público, los usuarios de autobús son siete veces más los que deciden utilizar el ferrocarril. El informe concluye que, con la mejora de la línea y del servicio, los usuarios podrían elevarse casi un 20%. Estos datos de desplazamientos son muy similares a los que maneja la compañía Arriva a la hora de analizar el potencial de un mercado que le ha impulsado a implantar una línea privada con Portugal: 11,2 millones de desplazamientos al año y menos de un 1% realizados en tren.

En el tren entre A Coruña y Ferrol, las cifras siguen bajando. La penúltima estocada fue en 2013 con el real decreto de racionalización de los servicios públicos que eliminó frecuencias y estaciones intermedias. Hay terminales en las que no pasa o solo pasa ya un tren al día. En 2016, un cambio de horarios volvió a causar protestas de los usuarios, adelantándose el primer tren de la mañana de Ferrol a poco antes de las seis de la mañana. Ni trabajadores ni estudiantes pueden usar la línea, que tiene categoría administrativa de servicio público. Según refleja el estudio de la Xunta, los últimos registros revelan que el trayecto entre A Coruña y Ferrol perdió 13.000 viajeros en un año. Esto supone un 20% de sus contados usuarios.

La única ventaja del tren sobre el autobús es el precio, de 6,10 euros en la mayoría de billetes, frente a los 7,6 del bus y los 4,40 de la autopista, a los que hay que sumar el combustible. Lo lastran el tiempo, por encima del coche y el autobús, y las frecuencias. Si no se cuentan los viajes que realizan los trenes de larga distancia (por encima de 15 euros) solo hay cuatro desplazamientos al día entre A Coruña y Ferrol y cinco en sentido contrario. Los viajes se prolongan, siempre y cuando no hay retrasos, entre los 65 y los ochenta minutos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Contenido Patrocinado


Ecommerce Tour A Coruña vuelve con las últimas novedades

La jornada, que tendrá lugar el próximo jueves, 14 de noviembre en PALEXCO, prestará este año especial atención al mercado de la moda en Galicia

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es