15 de diciembre de 2018
15.12.2018
La Opinión de A Coruña

La carrera de los precios

Cabify ya opera en la ciudad con tarifas desde 5,50 euros, que varían según la demanda, mientras que la bajada de bandera de los taxis está marcada en 3,90 euros

15.12.2018 | 01:36
Taxis en la parada del Cantón Grande.

Con la llegada de los coches de alquiler con conductor de Cabify, que compartirán asfalto con los taxistas, se desata también la guerra de los precios. Ambos cuentan con tarifas diferentes que pueden variar en función de la demanda, el tráfico o el horario.

Los coches de Cabify, que se pueden reservar a través de la aplicación o en su página web, empezaron ayer a circular por la ciudad. Lo hacen con una tarifa mínima de 5,50 euros, que sube a los diez si se hace una reserva con dos horas de antelación. En recorridos cortos, como puede ser del Obelisco a la calle Alfredo Vicenti, el precio de la carrera, según marca la aplicación, es de 5,72 euros. El taxi, en cambio, costaría 4,50 euros en una jornada con tráfico fluido. Su precio entre Cuatro Caminos y el hotel Finisterre suele ser de 5,50 euros, dos euros menos que el Cabify. Hasta Os Castros desde el Cantón Grande el coste es de cuatro euros si se escoge a un taxista y 5,72 euros si se contrata por la aplicación.

El precio del trayecto desde el centro de la ciudad al aeropuerto de Alvedro, un recurso utilizado por muchos viajeros cuando ya no está disponible el autobús, ronda los 21 euros en ambas compañías. Para esta opción, los taxis cuentan con un suplemento de 3,60 euros, ya incluido en ese precio. Cabify también puede cobrar aparte los peajes y tiempos de espera en caso de que el viajero quiera hacer una parada.

Ante la llegada de esta compañía de coches de alquiler con conductor, los taxistas defienden que sus tarifas están "consensuadas con Concello y Xunta". Así lo ha explicado el presidente de Teletaxi, Manuel Sánchez Quindimil, quien considera que uno de los puntos negativos de empresas como Cabify es que el precio puede cambiar de un día a otro. Si la demanda es muy alta, por la celebración de un concierto o un partido de fútbol, las tarifas de Cabify pueden duplicarse. Lo mismo ocurre por las noches o en fechas señaladas como Fin de Año o la noche de San Juan. Una situación que los taxistas no contemplan. Pueden verse largas colas en las paradas, pero la bajada de bandera es la misma: 3,90 euros por el día y 4,40 euros entre las diez de la noche y las seis de la madrugada. El taxímetro sube aproximadamente un euro por kilómetro, salvo en zonas interurbanas que el precio es de 1,10 por kilómetro. Tanto el taxi, cuyo enemigo es el tráfico, como Cabify ofrecen una carrera hasta Arteixo, por ejemplo, por 22 euros en circunstancias normales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es