29 de diciembre de 2018
29.12.2018
La nueva ordenación de los muelles El concurso municipal

Tres finalistas defienden el uso del transporte ferroviario a lo largo de la fachada marítima

Dos de las propuestas seleccionadas apuestan por derribar el viaducto que comunica Alfonso Molina con Linares Rivas y tres plantean la utilización del transporte marítimo en la ría

29.12.2018 | 01:06
Imagen virtual del proyecto ´Ciudad Puerto´ con la avenida de Linares Rivas sin el viaducto, con la calle Menéndez Pelayo a la izquierda.

La utilización del transporte ferroviario en la ciudad figura como modo de transporte en tres de los cinco proyectos finalistas del concurso convocado por el Concello para el diseño de la fachada marítima. La existencia de una terminal férrea en San Diego, ahora dedicada al transporte de mercancías, y de un tendido de vías que llega hasta el muelle de la Batería lleva a los autores de estas propuestas a plantear el aprovechamiento de esas infraestructuras para mejorar la movilidad tanto en la ciudad como en el área metropolitana.

La propuesta bautizada como Porsuporto apuesta por convertir la estación de San Diego en una terminal de cercanías, mientras que para Growing Together esa instalación debe servir de emplazamiento a la estación intermodal, una idea defendida por diferentes sectores en A Coruña. El proyecto Porto Metropolitano va más allá todavía, ya que plantea crear un "gran intercambiador metropolitano" de transporte en el muelle de Batería, por el que pasaría la línea férrea que llega desde San Diego, que se uniría con la del tranvía turístico para comunicar todo el frente marítimo coruñés y la comarca.

Otra propuesta de calado para la movilidad en A Coruña aparece en dos de los proyectos finalistas del concurso: la demolición del viaducto que enlaza las avenidas de Alfonso Molina y Linares Rivas. Esa infraestructura tiene un gran impacto visual y es uno de los puntos de mayor congestión del tráfico porque en él converge la circulación que procede de las dos principales vías de acceso a la ciudad. Su construcción se llevó a cabo a principios de los años setenta, cuando este tipo de soluciones para el tráfico estaban en boga en toda España. Poco después se aplicó una iniciativa semejante en el cruce de la ronda de Nelle y la avenida de Finisterre, que ahora el Concello pretende derribar.

El proyecto Nósfíos es uno de los que plantea la desaparición del viaducto de Linares Rivas, que sería sustituido por el desvío del tráfico hacia el interior del puerto hasta enlazar con avenida do Porto por detrás de la Delegación del Gobierno, lo que evitaría el paso por la plaza de Ourense. Ciudad Puerto defiende por su parte que la demolición del paso elevado deje paso a una rotonda para distribuir el tráfico de un modo más eficaz.

Pero Nósfíos también propone una intervención de gran calado en la circulación, que consiste en el enterramiento de la circulación entre La Solana y el Centro Oceanográfico, además de entre la Avenida do Porto y la plaza de Ourense, así como entre ese último lugar y la plaza de Pontevedra, lo que dejaría amplios espacios libres para el tránsito peatonal y ciclista. Este proyecto incluye también la instalación de una pasarela que una el barrio de Os Castros con el lugar que ocupaba el castillo de San Diego.

Otras ideas de Porsuporto en el campo de la movilidad son el uso libre del aparcamiento de la lonja los fines de semana y la prohibición de estacionar en el acceso al castillo de San Antón, además de la ampliación de las aceras de Linares Rivas con el desplazamiento del muro del muro del puerto y el establecimiento del transporte marítimo con el municipio de Oleiros.

También Porto Metropolitano apuesta por ese medio para cruzar la ría, al igual que Growing Together, que ubica una estación marítima y un aparcamiento disuasorio en San Diego. A ello suma el enterramiento de las vías férreas, aunque su principal aportación es mejorar el tránsito peatonal y ciclista entre la Ciudad Vieja y Os Castros con un puente levadizo de 310 metros que uniría el muelle del Centenario y O Parrote para uso de peatones y ciclistas. A esa infraestructura se uniría una similar desde el muelle de Calvo Sotelo al Centenario con 192 metros y una pasarela de madera entre ese último muelle y A Palloza. Las plazas de A Palloza y de Ourense contarían con rotondas para configurar el tráfico de un modo diferente.

Ciudad Puerto plantea por su parte reducir la circulación y el aparcamiento en la zona de O Parrote y peatonalizar el espacio entre la Marina y San Antón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Contenido Patrocinado


Ecommerce Tour A Coruña vuelve con las últimas novedades

La jornada, que tendrá lugar el próximo jueves, 14 de noviembre en PALEXCO, prestará este año especial atención al mercado de la moda en Galicia

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es