03 de enero de 2019
03.01.2019

La lonja defiende su sitio en el puerto

El sector pesquero defiende en el comité asesor del concurso de la fachada marítima la continuidad de la venta de pescado en su actual edificio del muelle de Linares Rivas

03.01.2019 | 00:46
Edificio de la lonja pesquera, situado en el muelle de Linares Rivas.

Cuatro de las ocho propuestas que se sometieron al análisis del jurado en el concurso sobre la transformación del borde litoral coruñés planteaban el traslado de la lonja pesquera desde su emplazamiento actual en el muelle de Linares Rivas, en unos casos a la dársena de Oza y en otras al muelle del Este. La presencia en el comité asesor del concurso de un representante de la lonja, Torcuato Teixeira, permitió que el sector de la pesca expresara su opinión acerca de esta propuesta, según recoge el acta de la reunión de ese órgano realizada el pasado 5 de diciembre.

Teixeira apostó entonces por mantener la lonja en su ubicación al considerar que el edificio se construyó en una fecha "aún reciente", ya que se inauguró en 2004, a lo que hay que unir que las empresas comercializadoras que lo ocupan efectuaron inversiones hace poco tiempo. A esto añadió que las empresas del sector pesquero situadas ahora en San Diego deben mantener su proximidad a la lonja en el futuro, al igual que las industrias complementarias de esta actividad como los talleres de reparación de buques.

También el representante de Grupo Accesibilidade Coruña, Francisco Javier Carreira, se pronunció en contra del traslado de la lonja al estimar que "no se justifica" y que solo precisa "de una relación más abierta con la ciudad", para lo que plantea que sea accesible "en la medida de lo posible al público general".

El sindicato UGT, que tuvo a su secretario general de la comarca, Xosé Carrillo, en el comité asesor, manifestó su convicción de que las actividades pesqueras deben mantenerse en sus instalaciones actuales "por ser la pesca una de las fuentes de ingresos del propio Puerto y de las empresas que en él operan", a lo que añadió su defensa del empleo que generan esos recintos.

La representante de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Luis Varela, exigió se le dé "mucha cancha a la lonja" debido a que A Coruña es una ciudad pesquera, al tiempo que reclamó que el entorno del edificio se convierta en una zona de movilidad lenta y que incluya un museo del mar para recuperar la implicación de la ciudad con el litoral.

Los autores de la una de las propuestas que propugnan el cambio de ubicación de la lonja, denominada Porsuporto, explicaron tras recibir la puntuación más alta del jurado que esta intervención se llevaría a cabo, de acuerdo con sus planteamientos, en un plazo de al menos veinte años y que su objetivo es evitar que el edificio rompa "la continuidad del espacio público en el antiguo puerto" en su actual emplazamiento en Linares Rivas. Mientras permanezca en ese lugar, el equipo redactor de ese trabajo defiende pueda ser visitada por la ciudadanía.

Otro de los aspectos destacados por el representante de la lonja en el comité asesor, Torcuato Teixeira, es que los proyectos presentados deben adecuarse al importante tráfico que genera la actividad industrial y comercial del puerto, estimada en unos 1.500 vehículos diarios en las jornadas de mayor intensidad. En su opinión, la instalación de sendos restaurantes en los extremos de la lonja que propone uno de los trabajos "no tiene mucho sentido".

La movilidad es una de las cuestiones que merecieron una mayor atención de los miembros del comité asesor, ya que fue además uno de los ejes de las propuestas que los concursantes debían abordar. Pese a ello, Carreira echó en falta en los trabajos una mejor definición de la "conexión de la zona nueva con la existente", a lo que añadió que no se proponga otra fórmula de reducir la velocidad del tráfico que no sea mediante la reducción de carriles para el mismo.

El portavoz de Grupo Accesibilidade Coruña aceptó que el soterramiento de la circulación, defendida en una zona muy amplia por la propuesta NósFíos, es positiva para ganar espacio para peatones y ciclistas, pero su coste es muy elevado y su ejecución muy complicada, por lo que apostó por canalizar el tráfico por otras vías.

Para Pablo García Pita, representante de la Cámara de Comercio, la propuesta Porto Metropolitano hace una "aportación muy positiva" sobre movilidad, mientras que a NósFíos le reprocha que "podría ser más ambiciosa" y a Growing Together que haya "poca concreción en las vías de comunicación por el puerto" y a Ciudad Puerto que "no hay un proyecto claro de movilidad y accesibilidad".

Por la Federación de Asociaciones de Vecinos, Luisa Varela señaló que al estar ya prevista la construcción de la estación intermodal coruñesa, "debería preverse algún espacio de este borde litoral como nudo de conexión entre diferentes medios de transporte". Según la entidad vecinal, en ese punto podría instalarse un servicio que uniera los muelles con la intermodal, así como un sistema municipal de alquiler de vehículos no contaminantes para circular tanto por el espacio portuario como hacia la intermodal.

Varela también defendió que los muelles liberados cuenten con una reserva suficiente de espacios destinados en exclusiva al tránsito peatonal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es