05 de enero de 2019
05.01.2019

Niños y profesores como espejo para la enseñanza

El profesor mozambiqueño Amilton Bito visita escuelas infantiles de la ciudad para aprender hábitos y métodos que aplicar en su colegio

05.01.2019 | 00:44
El profesor mozambiqueño Amilton Bito en la Escuela Infantil Municipal de Monte Alto.

La interacción entre niños y profesoras, el contacto con las familias y la expresividad de los menores son los aspectos que más han llamado la atención estos días al profesor Amilton Bito, que a través de una iniciativa del colegio Santa María del Mar ha conocido cómo trabajan las escuelas con sus alumnos más pequeños

"Aquí los niños hablan e interactúan mucho con los profesores, tanto que a veces les tienen que mandar callar. En mi país los maestros tenemos que pedirles a los alumnos que hablen y participen, que no se queden callados". Esta es una de las muchas diferencias que se ha encontrado Amilton Bito desde noviembre en su contacto con escuelas infantiles y colegios de la ciudad. Amilton, de 36 años, es uno de los doce profesores de la Escola Secundaria Inácio de Loiola en Msaladzi, en Tete, en el corazón de Mozambique, creada en 2016 con donaciones españolas y portuguesas y gestionada por la Compañía de Jesús. Estos días, a través de una iniciativa de intercambio de experiencias promovida por los jesuitas y gracias al hermanamiento del colegio Santa María del Mar con el centro de Tete, ha aprendido cómo educan las escuelas en A Coruña y transmitido cómo lo hace, con recursos más limitados, el colegio de su país en el que trabaja.

Amilton Bito ha estado en el Santa María del Mar y en las escuelas infantiles de Monte Alto, Os Cativos y Arela. Ha hablado de Mozambique, donde las dificultades sociales y económicas impiden la escolarización de gran parte de la población infantil, y sobre todo ha escuchado a las profesoras y a sus alumnos, que tan bien le han acogido.

"Un profesor en mi escuela trabaja con 60 alumnos, lo que supone mucho esfuerzo para tener un buen conocimiento de cada alumno. Algunas de las cosas que más me han sorprendido en A Coruña son la proximidad entre profesores y pequeños y profesores y padres, el aprovechamiento del material de enseñanza y la expresividad de los niños. Entre nosotros en Mozambique hay más distancia y respeto y no es fácil contar con lápices o cuadernos", contrasta el profesor, en su primer viaje a Europa.

"La vida puede cambiar a partir de la escuela", les suele decir Amilton a sus alumnos, la mayoría en edad de Educación Secundaria, algunos incluso con más de 20 años, que regresan a la escuela cuando con los ingresos de un trabajo pueden pagar para completar sus estudios. Nada le satisface más como que un niño le preste atención, que crea en él: "Siento que puede aprender algo de mí. Me encanta que ellos se motiven con un profesor y crean que pueden progresar".

Intercambio de cartas, cuentos o juguetes, mercadillos solidarios y visitas formativas son algunas de las iniciativas puestas en marcha por Fitas de vento, el programa que supone un punto de encuentro entre las escuelas infantiles gallegas y africanas. Conocimiento y unión en la distancia. Allá en Mozambique el fútbol es el juego que más entretiene a los niños. La escuela de Tete tiene un equipo que se llama Deportivo y balones y equipamiento que utilizan les fue donado por el club coruñés. El Judo Club Coruña también hizo donaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sorteos

IBERIA SUMERGIDA está considerada como la mejor banda tributo a HÉROES DEL SILENCIO. Responde a las preguntas y participa en el sorteo de 18 premios de 2 entradas para asistir al concierto en el  Playa Club el 25 de enero.

EL ÚLTIMO TRIBUTO está considerado como una de las mejores bandas tributo del país. Responde a las preguntas y participa en el sorteo de 18 premios de 2 entradas para asistir al concierto tributo a EL ÚLTIMO DE LA FILA en el  Playa Club el 26 de enero.

esquelasfunerarias.es