06 de enero de 2019
06.01.2019
La Cabalgata de los Reyes Magos

Cabalgata de Reyes en A Coruña 2019 | Baltasar, fichaje de invierno

El rey mago destaca en su toque del balón en Riazor al inicio de la cabalgata, que reunió a más de 110.000 asistentes entre el estadio y el palacio de María Pita y contó con doce carrozas

06.01.2019 | 00:50

Riazor fue ayer alfa y omega de la Cabalgata de Reyes. Tras comenzar su recorrido en otros barrios en los últimos años, los magos de Oriente iniciaron ayer su ruta por la ciudad en la puerta cero del estadio, donde Baltasar demostró gran habilidad con el balón, y terminaron en María Pita entre buenos deseos para la próxima temporada y ante una plaza llena que puso la guinda a una cabalgata con más de 110.000 asistentes, 10.000 más que el año pasado, según cifras de la Policía Local, y sin incidentes graves.

Como si de la presentación de un fichaje estrella se tratase, Baltasar se arrancó a dar unos toques al balón y sorprendió a los presentes en el acto, a puerta cerrada, previo a la cabalgata. Benvidos á nosa casa, maxestades, rezaba el marcador del estadio blanquiazul. Tras este futbolístico inicio, los Reyes se desplazaron hasta el Palacio de los Deportes de Riazor, donde se reunieron con los primeros niños. Allí iniciaron el recorrido, sobre las 17.30 horas, cuando la expectación había llenado ya de público varias calles hasta cerca de la plaza de Lugo.

Dieciséis carrozas y cuatro trenes, con la participación de 450 niños; malabaristas, zancudos, bufones, clowns, dragones de gran altura, hinchables, bandas de música y grupos de danza integraron el desfile que arropó a Sus Majestades de Oriente. Participaron compañías como PistaCatro, Manicómicos o Culturactiva; Banda Vilatuxe o la Banda de Santiago. Durante el recorrido, se lanzaron doce toneladas de caramelos sin gluten, informó el Ayuntamiento. El reparto de los dulces, como es tradición, impactó por sorpresa en algunos de los asistentes. En menos de un minuto, un hombre recibió dos certeros caramelazos en la cara, cerca de un ojo, cuando esperaba a los Reyes en Fernando Macías. En esa misma calle, destacó el fervor de un grupo de cerca de veinte personas, entre niños y mayores, que desde las ventanas de una vivienda llamaban a viva voz a los Reyes y les mostraban tres cartulinas con sendos mensajes para cada uno de ellos.

Los encargados de cerrar el desfile fueron los bomberos, que en la cola de las carrozas pusieron el toque más animado y desenfadado. "Quien quiera caramelos, que salude a los...", coreaba el speaker, subido a un camión, con una chaqueta roja de lentejuelas y una peluca amarilla y naranja que simulaba fuego. Y el público respondía divertido: "¡Bomberos!". Varios asistentes comentaron que la carroza de este cuerpo se ha consolidado ya como el alma de la fiesta de la cabalgata de la ciudad, como corroboró la presentadora que recibió a las carrozas y los Reyes a su llegada a la plaza de María Pita, donde les esperaban el alcalde, el concejal de Cultura y el de Urbanismo, Xiao Varela, entre otros miembros de la Corporación municipal, como los populares Rosa Gallego y Miguel Lorenzo.

La encargada de la recepción presentó a todas las compañías, agrupaciones o bandas participantes en la cabalgata. Saludó también a los Reyes Magos y tuvo que insistir en reclamar la presencia de Baltasar, que tardaba en llegar a la puerta del Ayuntamiento.

Melchor ejerció de portavoz y se dirigió a los presentes para trasladarles la "gran alegría" de los tres magos por compartir la tarde con los niños. Aseguró que este año se habían portado muy bien y celebró haber podido realizar la visita a la ciudad "y a los barrios, que están muy bonitos", afirmó el rey, que pronunció su discurso al lado del alcalde. Afirmó haber disfrutado también de hacerse una foto "junto a la bola de luces de la Marina".

El mago pidió a los niños que, para cuidar el medio ambiente, separasen los residuos de los envoltorios de sus regalos en los correspondientes contenedores. "Recordad que los envoltorios de papel van al contenedor de papel y cartón, y los plásticos, el celofán y los lazos, van al contenedor de inorgánicos", detalló Melchor. El rey contó a los congregados en la plaza que la primera parada había sido en Riazor. "¡Qué bonito tenéis el estadio!", aseguró. Reveló, además, una petición de Ferreiro en su carta: "El alcalde nos ha pedido este año que el Dépor juegue la próxima temporada en Primera División". Melchor se despidió con un deseo de felicidad y los fuegos artificiales pusieron la guinda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
IBERIA SUMERGIDA está considerada como la mejor banda tributo a HÉROES DEL SILENCIO. Responde a las preguntas y participa en el sorteo de 18 premios de 2 entradas para asistir al concierto en el  Playa Club el 25 de enero.

esquelasfunerarias.es