19 de enero de 2019
19.01.2019
La Opinión de A Coruña

El detenido por el 092 por acosar a menores fue condenado por el mismo delito dos veces

La víctima gritó tras el asalto y unos jóvenes retuvieron al hombre hasta que llegó un policía local, que le identificó como el sospechoso al que buscaban desde diciembre

19.01.2019 | 01:11
Plaza Cántigas da Terra, cerca de la calle de la Torre, ayer, tras la detención del presunto agresor de niñas.

La Policía Local detuvo ayer al sospechoso de acosar a menores en varios puntos de la ciudad, entre ellos Juan Flórez y Monte Alto, desde hace ya más de un mes, como adelantó ayer LA OPINIÓN en su página web. El hombre, de iniciales J.L.C., nacido en 1982 y con residencia en Santiago, ya había sido condenado a cuatro años de cárcel por intento de agresión sexual a varios menores en 2008 y a dos años por el mismo delito, consumado en febrero de 2007, y cuya víctima fue una joven. El hombre volvió a actuar ayer en la ciudad, como lo había hecho ya en varias ocasiones desde principios de diciembre, a la salida del colegio.

La Policía Nacional registró siete denuncias por tocamientos presentadas por otras tantas menores, con edades comprendidas entre los trece y los 16 años, a las que, con el paso de los días, se sumaron otras cinco más, en total, una docena de agresiones reportadas, entre diciembre y enero.

En este caso, poco antes de las cuatro menos cuarto de la tarde, un agente de la Policía Local, que se dirigía a su puesto de trabajo, se encontró con un grupo de jóvenes que retenía a un hombre de algo menos de cuarenta años, en la plaza Cántigas da Terra, en las inmediaciones de As Atochas, donde se había producido la agresión denunciada por la menor y donde el presunto sospechoso ya había actuado en otras ocasiones.

La niña relató que el hombre se había metido con ella en un portal y que había intentado realizarle tocamientos. Ella, entonces, salió gritando y un grupo de jóvenes que estaba en la zona corrió en su ayuda y consiguió retener al presunto agresor hasta la llegada del 092, en la plaza de Cántigas.

Fuentes de la investigación indican que el agente reconoció enseguida al hombre, a pesar de que había modificado un poco su aspecto, con respecto a las imágenes que los cuerpos de seguridad tenían desde el mes pasado para identificarle y que habían sido captadas por cámaras de seguridad de las zonas en las que había actuado con anterioridad. Entonces, pidió refuerzos a sus compañeros y J.L.C. fue detenido en la plaza.

El agente tuvo claro -según fuentes de la investigación- que el detenido era el agresor que tanto habían buscado, ya que contaban con imágenes reales del sospechoso, una de ellas de frente, y no se habían tenido que fiar de un retrato robot, como pasa en otras búsquedas.

Según los testigos, el padre de la niña se encontraba en la plaza en el momento en el que llegó el agente, visiblemente alterado, y siendo contenido por algunos de los jóvenes que habían ayudado a retener al presunto agresor de su pequeña.

Los agentes de la Policía Local trasladaron a J.L.C. a su cuartel y pusieron en conocimiento de la Policía Nacional la detención del sospechoso de haber agredido a, al menos, trece niñas en el último mes. Fuentes cercanas a la investigación indican que el hombre residía en Santiago y que se desplazaba a A Coruña en coche -cuyas llaves entregó a los agentes- para atacar a las pequeñas.

Todas las denunciantes fueron requeridas ayer por los agentes de la Policía Nacional en Lonzas para participar en un reconocimiento del hombre y para certificar que su agresor es la misma persona que el detenido ayer por la Policía Local. El presunto autor de los hechos fue trasladado al cuartel del 091 donde pasará a disposición judicial entre hoy, mañana y el lunes por la mañana, ya que el tiempo máximo que puede estar arrestada una persona sin comparecer ante un juez es de 72 horas. Tras la detención, los agentes se centraron en buscar el coche del sospechoso para intentar encontrar pruebas en el vehículo.

A mediados de este mes, la Policía Nacional sumaba ya una veintena de denuncias: doce por el hombre que realizaba tocamientos a menores, a la que se sumaría la de ayer, y, al menos siete contra otro sospechoso, que se acercaba a menores de la ciudad para proponerles posar como modelos en una sesión fotográfica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es