24 de enero de 2019
24.01.2019
La Opinión de A Coruña
Crítica

Telemann nos invita a merendar

24.01.2019 | 00:46

Precioso monográfico con obras de Telemann, compositor del Barroco alemán, el más famoso en su tiempo y el más prolífico de la historia; pero eclipsado posteriormente por sus colegas coetáneos: Bach y Haendel. En 2017, se cumplieron 250 años de su muerte. Con un poco de retraso, recordamos esta fecha mediante dos conciertos muy próximos, ambos monográficos: éste, del pasado martes en el teatro Rosalía de Castro, y el de mañana, viernes, en el teatro Colón con la gambista Sara Ruiz que interpretará siete de las doce Fantasías para viola da gamba del compositor, obras recientemente descubiertas. Los integrantes del conjunto Forma Antiqua han querido rememorar en este acto musical el Café Zimmermann, de Leipzig, donde se escuchaban los conciertos del Collegium Musicum del propio Telemann. Para acentuar esta recreación, el programa se dividió en apartados con nombres de los dulces que solían acompañar el café: macarons (especie de galletas), petits beurres (galletitas de mantequilla), brioches (bollos) y mille feuilles (milhojas). Todo ello recuerda las meriendas que se hacían en algunas casas coruñesas de mediados del pasado siglo, cuando se ponía el mantel y nadie de la familia dejaba de asistir a esa suerte de ritual gastronómico. Ars Antiqua es una agrupación joven (como grupo, veinte años; los integrantes, todavía con aspecto juvenil); se hallan muy compenetrados de manera que sus versiones son de una asombrosa perfección, de una conjunción plena; y el resultado, una admirable belleza sonora. Si a ello se añade un repertorio muy hermoso y de alta calidad, se comprenderá el entusiasmo con el que el público acogió sus interpretaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es